Salud

Embarazada puede comer carne de cerdo?

La carne de cerdo en general es una excelente fuente de proteína beneficiosa para la salud. Sin embargo, muchas mujeres embarazadas tienen dudas sobre el consumo de carne de cerdo durante la gestación. Muchas personas afirman con toda la certeza de que la carne de cerdo es un alimento prohibido durante el embarazo y que, al tomarlo, la futura mamá pone en riesgo no sólo su salud, sino el buen desarrollo del feto.

¿Será que esto es lo mismo o esa historia de que está embarazada no puede comer carne de cerdo no pasa de ser un mito popular?

Aquí, vamos a desentrañar este misterio y le mostrará si la embarazada puede comer carne de cerdo y los motivos detrás de esto.

Alimentación durante el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres tienen una misión importante, que es tomar medidas para asegurarse de que el bebé obtenga todos los nutrientes necesarios para su desarrollo. Para ello, la mujer debe seguir una dieta saludable y evitar al máximo la ingesta de alimentos pobres en nutrientes, que suelen incluir productos industrializados y alimentos ricos en azúcar refinado o grasas trans, por ejemplo.

En el embarazo, las mujeres están más propensas a contraer parásitos y las enfermedades que se transmiten a través de la ingesta de alimentos. Así, es importante, además de elegir los alimentos adecuados, conocer la forma correcta de manejar y almacenar estos productos.

Importancia de la proteína en el embarazo

La proteína es muy importante durante la gestación. En este período, el cuerpo necesita proteína extra para promover el crecimiento y desarrollo del feto. Además, la proteína también debe ser utilizada para el crecimiento de la placenta y para promover el aumento del flujo sanguíneo, que es esencial para que el feto reciba sus nutrientes siempre que sea necesario.

Según la American Pregnancy Association, las mujeres embarazadas deben ingerir de 75 a 100 gramos de proteína por día.

El consumo de sólo una porción de 85 gramos de carne de cerdo proporciona aproximadamente un tercio de las necesidades diarias de proteínas. Pero entonces, ¿por qué no comer carne de cerdo durante el embarazo?

Riesgo de transmisión de enfermedades

Existe un riesgo de contaminación por micro-organismos patógenos en algunos alimentos como la carne de cerdo que pueden perjudicar la salud de las mujeres embarazadas. Cualquier persona puede ser contagiada, sin embargo, las mujeres embarazadas son más vulnerables porque están con el sistema inmunológico más sensible durante el embarazo.

Algunos de los micro-organismos que causan enfermedades son: Salmonella, Listeria monocytogenes, Yersinia enterocolitica, Toxoplasmosis gondii y Staphylococcusaureus. Estos agentes dañinos al cuerpo humano pueden causar infección en el recién nacido, parto prematuro, nacimiento de un bebé muerto o de un aborto espontáneo.

Uno de los síntomas que pueden ser observados cuando alguien está contaminado, están:

  • La fatiga;
  • Vómitos;
  • Dolor de estómago;
  • Fiebre;
  • Dolores musculares.

La carne de cerdo mal cocida puede contener algunos de estos microorganismos y transmitir algunas enfermedades que vamos a mostrar a continuación.

  1. Triquinosis

Una de las enfermedades que puede ser transmitida por el consumo de carne de cerdo es la triquinosis. Se trata de una enfermedad causada por el parásito Trichinella spiralis.

De acuerdo con el DepartmentofAgriculture de los Estados Unidos, cualquier persona que quiera evitar la contracción de triquinosis debe cocinar o asar cualquier tipo de carne de cerdo, de modo que la temperatura interna de la carne esté a por lo menos 70ºC. Además, esta carne debe ser almacenada en el refrigerador antes de la cocción a menos de 4 ° C y es conveniente lavar muy bien las manos y los utensilios de cocina que han tenido contacto con la carne cruda para evitar la posible proliferación del parásito en los elementos de la cocina.

  1. Listeriosis

La listeriosis es una infección que puede ser causada por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Listeriamonocytogenes. Las mujeres embarazadas son más propensas a este tipo de contaminación y se componen de al menos un tercio de todas las infecciones de listeriosis que se producen en un año. Dicha infección puede traer como consecuencia graves al desarrollo del feto y hasta fatales en algunos casos.

La listeriosis puede causar síntomas como los de la gripe y una vez que la infección se propaga, pueden producir daños en el sistema nervioso de la mujer y del feto. Así, otros síntomas como dolor de cabeza, confusión mental e incluso convulsiones pueden ser observados. Si no se trata, la enfermedad puede causar parto prematuro, aborto o nacimiento de un bebé muerto.

La principal manera de defenderse de este tipo de infección es cocinar bien los alimentos antes de comer.

  1. La salmonelosis

La salmonelosis es una infección causada por bacterias que pueden estar presentes en la carne de malpassada, huevos y algunos productos lácteos. En casos raros, la bacteria puede ser transferida al feto y causar parto prematuro o casos de nacimiento de un bebé muerto.

  1. La toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito que puede estar presente en la carne de cerdo mal passada. Otras posibles formas de adquirir esta infección es a través de la ingesta de la leche de cabra no pasteurizada o del contacto directo con el agua o las heces de gatos infectados.

Es una enfermedad que no produce síntomas y que, aunque sea peligrosa para el feto y puede causar daños oculares y cerebrales al bebé, la toxoplasmosis en el embarazo es una condición rara y no es necesario deshacerse del gato doméstico, ni dejar de comer carne de cerdo. Sólo cocinar bien la carne, a fin de garantizar que el agua que usted bebe es potable o hervirla antes de beber y mantener a su mascota sana.

¿Embarazada puede comer carne de cerdo?

La carne de cerdo es el tipo de carne que más se consume en el mundo, representando cerca del 38% de la producción mundial total de carnes. Puede servir de varias maneras, pudiendo ser cocida, ahumada o curada y es muy común en la composición de los alimentos procesados como la salchicha.

No hay ninguna recomendación específica por los órganos de la salud sobre el consumo de carne porcina para embarazadas. Sin embargo, es importante evitar ingerir la carne de cerdo en lugares en los que usted no sabe si la carne ha sido bien almacenada y bien cocinada como en restaurantes o en casa de un amigo o familiar.

O sea, el gran secreto es evitar consumir la carne de cerdo que usted no conoce la procedencia, o cómo ha sido preparada. En el embarazo, la carne de cerdo no está prohibida, pero es bueno asegurarse de que ella esté bien cocida, incluso por dentro, para matar cualquier tipo de parásito eventualmente presente en el alimento.

Contaminación a través de otras fuentes de alimentos

Lo que poca gente habla, es que otros tipos de carnes, además de la carne de cerdo, pueden estar contaminados con parásitos. Cualquier tipo de carne cruda o mal cocida, como carnes rojas y pescados crudos, puede estar contaminada con microorganismos y su consumo debe ser evitado.

Dicho esto, no tiene ningún sentido dejar de comer carne de cerdo, pero seguir comiendo esa carne mal pasada o seguir a menudo el restaurante japonés. Esto también vale para el pollo, hamburguesas y salchichas.

Esto significa que, durante el embarazo, se recomienda evitar el consumo de cualquier tipo de carne cruda o mal pasada, como medida de precaución, pero ninguno de estos alimentos está prohibido porque usted está embarazada.

Consejos

Además de cocinar bien la carne, hay otras maneras de prevenir la contaminación por micro-organismos.

  1. Lavar bien las superficies y utensilios utilizados durante la preparación de la carne;
  2. Lavar muy bien las manos con agua tibia, si es posible) y jabón;
  3. Evitar el consumo de carnes preparadas como jamón, chorizo, salami y calabaza, ya que este tipo de alimento no es propiamente cocido, pero sí curado y fermentado. Una buena sugerencia es la de congelar estos alimentos antes de su consumo para matar a la mayoría de los parásitos;
  4. El almacenamiento de la carne de cerdo bajo refrigeración a unos 4,4 ºC por hasta una semana o congeladas por hasta un mes. Al poner en el refrigerador, evite colocar la carne de cerdo próxima de alimentos de consumo inmediato como frutas y verduras;
  5. No prueba la carne durante la preparación antes de su total cocción;
  6. Evitar el consumo de consumo de carnes procesadas o carne de cerdo en restaurantes u otros establecimientos en los que usted no conoce el punto de la carne;
  7. No ingerir paté cruda que puede contener carne de cerdo en su composición. Las versiones conservadas son más seguras ya que en estos casos la carne pasa por un proceso de calentamiento suficiente para matar a los micro-organismos.

Cuidado

Aun sabiendo que la embarazada puede comer carne de cerdo bien almacenada y bien cocida, es importante evitar el consumo exagerado, ya que la carne de cerdo es rica en grasa y sodio.

Según la FoodandDrugAdministration (FDA), se recomienda no ingerir más de 2.400 miligramos de sodio por día. En una porción de sólo 3 rebanadas (85 gramos) de bacon, por ejemplo, se consumen alrededor de 700 miligramos de sodio. El consumo excesivo de sodio puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y la hipertensión arterial.

Además, dependiendo del corte de la carne de cerdo, puede ser rica en grasas saturadas. La misma porción de tocino mencionada anteriormente puede contener más de 11 gramos de grasa saturada. Este es un alto contenido de grasa saturada, considerando que la recomendación diaria de la AmericanHeartAssociation es de 13 gramos. La ingesta de altos niveles de grasas saturadas puede aumentar la cantidad de colesterol tipo LDL (colesterol malo) en la sangre y causar problemas cardíacos.

La alta ingesta de sodio y grasas también puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos biliares y obesidad, respectivamente.

Ganar algunos kilos durante la gestación es normal, pero estar muy por encima del peso durante el embarazo puede ser peligroso porque aumenta las probabilidades de hipertensión, parto prematuro y pre-eclâmpsia.

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.