Salud

Amilasa alta – ¿Qué es, causas, síntomas, tratamiento

El cuerpo humano está lleno de sustancias que actúan en los diversos procesos metabólicos y que deben estar equilibrados para garantizar el adecuado funcionamiento del organismo. Cuando el cuerpo tiene un desequilibrio en la cantidad de estas sustancias, esto puede significar el desarrollo de alguna enfermedad que, muchas veces, también ya comienza a presentar síntomas aparentes.

Mira este artículo: Té de Achiote Adelgaza? Para Qué Sirve, Cómo Hacer y Beneficios

Realizar exámenes periódicos e ir al médico es importante para que se pueda diagnosticar correctamente estos problemas y para que se pueda tener el adecuado tratamiento para cada caso.

Vamos a conocer lo que es el problema de la amilasa alta, cuáles son las causas y los síntomas de esta alteración, y saber más sobre el tratamiento disponible para la enfermedad.

¿Qué es la amilasa?

El proceso de la digestión consiste en un conjunto de procesos en los que los nutrientes presentes en los alimentos son convertidos en sustancias más pequeñas que pueden ser absorbidas y transportadas dentro de las células.

Para que esto pueda ocurrir, el organismo cuenta con la ayuda de las enzimas, sustancias que son moléculas de polipéptidos grandes y que facilitan la síntesis de otros tipos de moléculas biológicas.

Las amilases son enzimas que catalizan las reacciones de hidrólisis, es decir, de ruptura, de la amilopectina, del ph y del glucógeno (carbohidratos), convirtiéndolos en maltosa y dextrinas para que sean fácilmente ingeridos. Son producidas por el páncreas y las glándulas salivales, siendo encontrado en la saliva en forma de alfa-amilasa (también llamada ptialina) y en el páncreas como amilasa páncreas.

Inicialmente, el alimento sufre la acción de la enzima ptialina, que se encuentra en la saliva y entra en contacto con el sustrato durante la masticación. Posteriormente, esta enzima se deshabilita por el ácido del estómago y el bolo alimenticio, sigue hacia el intestino, donde los polisacáridos, que todavía no han sido rotos entrarán en contacto con otra enzima, la amilasa del páncreas.

La amilasa salival es esencial también para evitar las caries dentales, ya que los residuos de alimentos ricos en carbohidratos que se conservan en los dientes después de la masticación, pueden favorecer el crecimiento de las bacterias que producen ácidos capaces de corroer el esmalte del diente. De esta forma, cuando hay mayor producción de saliva, también hay menor tendencia de desarrollar caries dentales.

¿Qué es la amilasa alta?

Para que sea posible identificar cuáles son los valores de amilasa en el paciente, es importante que se haga un examen de sangre. Los valores de referencia para el examen de amilasa en el adulto oscilan entre los 20 y los 160 unidades por litro, ofreciendo tasas de amilasa normal.

Cuando las tasas de amilasa o de otras sustancias como la lipasa, por ejemplo, sufren modificaciones, esto puede indicar el desarrollo de cambios en el cuerpo y la presencia de enfermedades.

Cuando estas tasas están por encima de lo normal, ofreciendo un marco de amilasa alta, también conocida como hiperamilasemia, esto puede significar un signo de inflamación, una posible enfermedad en el páncreas o en las glándulas salivales. Cuando los valores están por debajo de lo normal, esto puede indicar un cuadro de insuficiencia del páncreas o incluso la presencia de enfermedades graves en el hígado.

La amilasa es un marcador muy importante y clásico del problema de pancreatitis, siendo fácilmente identificado a través de un examen de sangre en laboratorios de análisis clínicos. A pesar de esto, es importante hacer una evaluación mayor para la obtención del diagnóstico, ya que este marcador no es específico, pudiendo también existir un marco de amilasa alta en casos de embarazo o insuficiencia renal.

La verificación de la amilasa se utiliza para el diagnóstico de la pancreatitis, parotidites y macroamilasemia. Durante la fase en la que ocurre la lesión en las células del páncreas, esta enzima va a fluir hacia el sistema linfático, alcanzando altos niveles en los vasos sanguíneos. Cuando las tasas son de tres a cinco veces más altas que la tasa de amilasa normal, ya que son considerados importantes niveles de amilasa alta.

Cuáles son las principales causas y síntomas de la amilasa alta?

Las principales causas involucradas en el problema de amilasa alta son las siguientes:

  • La presencia de una inflamación del páncreas (pancreatitis) que puede aumentar de forma significativa los niveles de amilasa;
  • Presencia de tumores que pueden aumentar los niveles de esta enzima cuando se encuentran en el páncreas, próstata, ovario, en los pulmones o en las glándulas salivales;
  • La inflamación de la vesícula biliar (colecistite) que puede causar hiperamilemia;
  • El uso de algunos medicamentos que pueden causar pancreatitis y de esta forma se elevan los niveles de amilasa;
  • Las personas con obesidad y exceso de peso son más propensas a tener un cuadro de pancreatitis y, así, de amilasa alta;
  • Las personas que tienen niveles altos de triglicéridos o que beben mucho alcohol también son más propensas a este problema;
  • Problema de cálculo de la vesícula biliar también puede bloquear el flujo de las secreciones del páncreas, causando un aumento de la amilasa;

Los síntomas principales involucrados en el problema de amilasa alta y en los casos de pancreatitis aguda, que pueden variar mucho de acuerdo a cada persona; sin embargo, hay algunos síntomas comunes que son los siguientes: dolor progresivo en la parte superior del abdomen, dolor irradiada en la región de la espalda, náuseas y vómitos, gases, hipo, hinchazón, sensibilidad en la región abdominal, ictericia, erupciones o lesiones en la piel, piel ligeramente amarillento, indigestión, entre muchos otros.

Cuando se produce un aumento de la amilasa en función de la inflamación en el páncreas, este pasa a no producir la hormona de la insulina de la manera correcta y el paciente también puede presentar síntomas de la diabetes, como sed excesiva, ganas de orinar con frecuencia, cansancio extremo, sudoración, pérdida de peso, entre muchos otros.

La pancreatitis aguda también puede generar síntomas y complicaciones más graves, entre ellos: infecciones pancreáticas, problemas respiratorios como el Síndrome de distrés Respiratorio Agudo (SDRA), quistes o abscesos en el páncreas, insuficiencia renal aguda, desnutrición, pérdida de peso y diarrea, insuficiencia cardíaca, presión arterial baja, acumulación de líquido en el abdomen, entre muchos otros.

¿Cuál es el tratamiento para el problema de la amilasa alta?

El tratamiento de la pancreatitis aguda normalmente requiere hospitalización del paciente para que la inflamación en el páncreas sea estabilizada y controlada, evitando nuevas crisis de la enfermedad. El tratamiento generalmente implica el uso de medicamentos como analgésicos, de líquidos vía intravenosa, siendo también necesaria la interrupción de la alimentación por la boca para limitar la actividad del páncreas. En los casos más graves, la cirugía puede ser necesaria para eliminar el tejido pancreático muerto o infeccionado.

También es importante que el paciente tome algunas precauciones para evitar un aumento de los niveles de amilasa, evitando el consumo de alcohol que puede causar una irritación en el páncreas o el hígado, así como evitar el uso de medicamentos que puedan aumentar la cantidad de esta enzima en la sangre.

También se recomienda seguir una dieta con bajo contenido de grasa y con alta cantidad de fibra, manteniendo la adecuada hidratación y la ingesta de líquidos.

Conclusión

Las amilases son enzimas que catalizan las reacciones de hidrólisis de los carbohidratos. Son producidas por el páncreas y las glándulas salivales, siendo encontrado en la saliva en forma de alfa-amilasa (también llamada ptialina) y en el páncreas como amilasa páncreas. Cuando estas tasas están por encima de lo normal, ofreciendo un marco de amilasa alta, esto puede significar un signo de inflamación, una posible enfermedad en el páncreas o en las glándulas salivales.

Los síntomas principales involucrados en el problema de amilasa alta son dolor progresivo en la parte superior del abdomen, dolor irradiada en la región de la espalda, náuseas y vómitos, gases, hipo, hinchazón y sensibilidad en la región abdominal, ictericia, erupciones o lesiones en la piel, piel ligeramente amarillento y la indigestión.

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.