Salud

Diabético puede comer frijoles? – SaludResponde.Org

Popular en la cocina brasileña, principalmente al lado de su compañero de arroz, el frijol también puede ser considerado como un alimento saludable. Él es fuente de importantes nutrientes para el funcionamiento del organismo como proteínas, hidratos de carbono, flúor, fibras, hierro, calcio, potasio, cobre, fósforo, zinc, magnesio, vitamina A y vitaminas del complejo B.

Sin embargo, conociendo la fama de bueno para la salud del alimento, al ser diagnosticado con una enfermedad que requiere un cuidado especial con la dieta, como es el caso de la diabetes, el paciente puede permanecer en la duda de si realmente es conveniente para su caso. Y entonces, será que el diabético puede comer frijoles? Vamos a descubrir ahora esto!

El diabético puede comer frijoles?

El tratamiento de la diabetes se centra en el control de los niveles de glucosa en la sangre. Esto implica a diversos aspectos como: la práctica de actividades físicas, el chequeo de glucosa en la sangre, la aplicación de insulina, el uso de medicamentos, el cuidado de la salud bucal, el control del estrés, la eliminación del cigarrillo y la disminución del consumo de bebidas alcohólicas.

Y eso también incluye la adaptación de la dieta, de manera que la alimentación favorezca y posibilite justamente el control de las tasas de azúcar en la sangre.

Pero, ¿dónde es que el grano entra en esta historia todo? Pues bien, el diabético puede comer frijoles sí y el grano es incluso clasificado como un súper alimento para la diabetes. Una de las justificaciones presentadas para esto es el hecho de que el alimento no tiene un índice glucémico alto.

El índice glucémico se trata de un índice que mide la velocidad con la cual una comida causa elevaciones en las tasas de glucosa en la sangre.

Los alimentos que contienen bajo índice glucémico son más adecuados para la alimentación de personas diagnosticadas con diabetes porque son absorbidos lentamente, sin causar un aumento repentino de los niveles de glucosa en la sangre.

Ya los alimentos con índice glucémico alto son absorbidas rápidamente, provocando rápidamente una elevación en las tasas de azúcar en la sangre. Para ser caracterizado como un alimento de índice glucémico bajo, es necesario presentar un valor menor o igual a 55.

El frijol mantequilla, por ejemplo, tiene un índice glucémico de valor 44. Ya en su versión cocida, el índice glucémico de la haba aumenta a 69, lo que lo coloca en la categoría de alimento con un índice glucémico medio (entre 56 y 69).

Alimentos con valor por encima de 70 entran en la clasificación de alimentos que presentan un índice glucémico alto.

El recuento de carbohidratos

Es algo que también forma parte del control de la dieta de los diabéticos. Esto porque el nutriente está formado por bloques de moléculas de azúcar y adquiere la forma de azúcar después de pasar por el sistema digestivo. Posteriormente, los carbohidratos son utilizados como fuente de energía.

Según advirtió la Asociación Americana de Diabetes, ya que cada organismo responde de manera diferente en relación a la modificación de los niveles de glucosa en la sangre al entrar en contacto con un alimento en particular.

Por ello, pese a que la convención sea consumir 1/3 de taza de frijoles cocidos en la comida, la cantidad recomendada puede cambiar según la respuesta del paciente en cuestión a los niveles de azúcar en la sangre, la cantidad recomendada de hidratos de carbono que el médico indique para cada comida y los otros alimentos seleccionados para el plato.

De ahí la importancia de contar con un nutricionista a la hora de armar el menú de la dieta para el control de la diabetes.

En 1/3 de taza de frijol negro cocido hay cerca de 13 g de carbohidratos, 5g de fibra y 5g de proteínas. No hay una cantidad de grasa importante. O sea, el frijol tiene una composición nutricional muy positiva.

El contenido de fibras

Otro punto a favor de la idea de que la diabetes puede comer frijoles es el hecho de que el alimento como fuente de fibras – una porción equivalente a 1/3 de taza de té o 60 g de frijoles cocidos cuenta con 5 g de fibra.

Es importante que el diabético integre fuentes de fibra en su alimentación debido al hecho de que el nutriente que limita la absorción de glucosa por parte del cuerpo, contribuyendo así con el control de los niveles de azúcar en la sangre.

El alimento es saludable

Como explicamos anteriormente, el frijol es considerado un alimento nutritivo y saludable. Él contribuye con la disminución de los niveles de colesterol y ayuda en la disminución del riesgo de desarrollo de enfermedades en el corazón. Por lo tanto, el diabético puede comer frijoles, sí.

Para los diabéticos, que también son vegetarianos, la buena noticia inclusive es que el frijol es una buena fuente de proteína vegetal, por ejemplo, el frijol negro cocido lleva 9 g del alimento a cada porción de 100 g

Así como todas las otras personas, los diabéticos deben incluir alimentos nutritivos en su dieta. Además de prestar atención en cómo los alimentos afectan sus niveles de glucosa en la sangre, los pacientes deben asegurarse de que estén ingiriendo comidas que proporcionen los nutrientes y la energía que el organismo necesita para funcionar correctamente.

Por lo tanto, el hecho de poseer una buena diversidad de nutrientes también sostiene la afirmación de que el diabético puede comer frijoles.

Más información sobre la diabetes

Se Trata de una condición en la que el organismo no es capaz de producir insulina o no puede utilizar adecuadamente la hormona producida por el cuerpo. La insulina trabaja en el control de la cantidad de glucosa (azúcar) se encuentra en la sangre.

Entre los síntomas de la enfermedad, se encuentran: sed excesiva, hambre excesiva, infecciones frecuentes en los riñones, la piel y la vejiga, retraso en la cicatrización de heridas, cambios en la visión, sensación de entumecimiento en los pies, forúnculos, deseo frecuente de orinar, adelgazamiento, debilidad, fatiga, nerviosismo, cambios de humor, náuseas y vómitos.

Al experimentar estas señales, es de suma importancia consultar con el médico de confianza para comprobar si tiene la enfermedad o no.

Y al ser diagnosticado, es esencial seguir correctamente las instrucciones del médico respecto al tratamiento para evitar el desarrollo de complicaciones de la enfermedad, como consecuencia del descontrol de los niveles de glucosa en la sangre, que incluyen daños a los órganos, vasos sanguíneos y nervios del organismo.

Más que saber si el diabético puede comer frijoles o cualquier otro alimento, es importante cuestionar el médico y el nutricionista para comprender cómo seleccionar y montar los menús de las comidas.

Todo esto teniendo en cuenta que las necesidades de cada paciente son diferentes y cada caso debe ser evaluado y acompañado de forma individual.

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.