Salud

Comer mucha proteína hace mal?

Las proteínas son aliados fundamentales para aquellos que desean mantener los músculos nutridos. Los entrenamientos son importantes para los cambios físicos, pero su dieta debe recibir una atención especial, para también apoyar el anabolismo durante los periodos de descanso.

La cuestión es que hay personas, que de ojo en los beneficios, exageran en las porciones de proteínas. Diversas investigaciones afirman, sin embargo, que comer mucha proteína hace mal a la salud. Si usted desea mantener el cuerpo en forma y preservar el bienestar, estad atentos a las sugerencias y a las mejores formas de consumirlas con seguridad.

Consecuencias al hígado

Para aquellos que desean la hipertrofia, por lo general se recomienda el consumo medio de hasta 2,5 gramos de proteínas por kilo corporal. O sea, incluso la proteína en exceso hace mal, ya que no garantiza músculos en evidencia, pero las consecuencias en su organismo. Si hay ese suministro excesivo de proteínas en el hígado, puede no ser eficiente en la digestión y la rotura de estas, lo que puede generar hasta una insuficiencia hepática.

El Instituto de Medicina recomienda que el consumo medio de 46 gramos de proteínas por día para las mujeres, mientras los hombres pueden consumir 56, todos los días. Este es el consumo saludable para personas de la rutina normal, ya que aquellas personas que mantienen una vida más activa necesitan de mayores porciones, para mantener el vigor para los ejercicios. Sin embargo, no hay nadie más indicado que un médico de la seguridad para reconocer las porciones individuales necesarias para su equilibrio físico.

Los órganos y células del cuerpo necesitan proteínas, pero el descontrol puede causar síntomas desagradables, como náuseas e incluso diarrea. Comer mucha proteína es malo porque puede contribuir también con la acumulación de aminoácidos, amoníaco e insulina en el torrente sanguíneo. Estos resultados fueron obtenidos a partir de investigaciones realizadas en Australia, y publicadas en el Diario Internacional de Nutrición y Ejercicios Metabólicos, en el año 2006.

Para mantener el cuerpo saludable, lo ideal es dar prioridad a las cantidades saludables de proteínas, alimentos con bajo contenido de grasa, y alimentos que contengan un contenido bajo de colesterol.

El exceso de proteína puede conducir a la producción de amoníaco, que es una toxina. Este exceso puede causar sobrecarga en el hígado, lo que permitirá que el amoníaco y otras sustancias tóxicas puedan alterar la composición de la sangre. Se afirma que entre las consecuencias puede observarse la disminución de la función del cerebro y del sistema nervioso.

Aumento de peso

Comer mucha proteína es malo no sólo para la salud, pero también puede poner en peligro su buena forma, ya que el exceso también puede generar el aumento de peso. Al consumir un gramo de proteína, usted también estará ingiriendo alrededor de 4 calorías, o sea, si usted ingerir 100 gramos de proteínas, agrega 400 calorías de su carta, de pronto, en una semana, usted añadirá 2800 calorías extras a su planificación.

Whey Protein

Es el suplemento más común entre los practicantes de musculación. El Whey Protein contiene proteínas de alta calidad, que son extraídas del suero de la leche. No sólo cuenta con las proteínas, sino también cantidades significativas de leucina, que es muy funcional para el crecimiento y la reparación muscular. De rápida absorción, alto porcentaje de inmunoglobulinas, lactorerrina, otros precursores y glutatión, que benefician el sistema inmunológico, justifican la elección de sus consumidores.

El Colesterol alto

Los alimentos ricos en proteínas, principalmente aquellos de origen animal, pueden contener porciones significativas de colesterol, lo que puede apoyar algunas de las consecuencias a las arterias, llevando a situaciones graves, como ataques al corazón y accidente vascular cerebral. Algunos Institutos de Nutrición recomiendan que el consumo diario no supere los 200 miligramos por día. Esto es exactamente por eso que muchas personas optan por las fuentes de proteínas extraídas del suero de la leche, excepto en los casos de intolerancia.

Riñones

La proteína en exceso hace mal, ya que también puede causar presión sobre los riñones. Aquellas personas que tratan con enfermedades renales deben reducir las porciones de proteínas, ya que algunos estudios apuntan a que el exceso de un nutriente como el aumento de riesgo para la aparición de algunos tipos de cáncer. En este aspecto, es necesario evaluar las diferencias entre las fuentes de proteína, ya que aquellas extraídas de plantas no son tan perjudiciales si se comparan a las proteínas obtenidas de la leche o de los animales.

Es normal sentirse confundido con todas estas condiciones, ya que hay varios suplementos proteicos que prometen beneficios significativos para el anabolismo. La proteína ayuda a sentirse saciado, pero por otro lado es importante que no te excedas en sus porciones, como con cualquier otro nutriente. Un consejo importante es no sobrecargar una sola comida con muchas proteínas, ya que éstas deben ser distribuidas a lo largo del día.

Osteoporosis

Comer mucha proteína es malo también para la salud de los huesos. Se dice que la alta ingesta de un nutriente puede contribuir a la aparición de osteoporosis, y esta afirmación se apoya en la teoría de que la proteína puede aumentar la carga ácida de nuestro cuerpo, lo que lleva a la pérdida de Calcio, para la neutralización del ácido.

Hay otros estudios que muestran que el aumento de la excreción de calcio no se produce a largo plazo, pero todos los cuidados deben ser tomados para preservar la salud de los huesos.

Por otro lado, hay estudios que defienden que las proteínas pueden mejorar la densidad ósea, lo que reduce la posibilidad de fracturas, por eso, nada más seguro que buscar siempre el equilibrio, nunca exagerando y siempre evitando la discapacidad.

Necesidades individuales

La importancia de un médico de confianza también se extiende a las cantidades adecuadas de nutrientes. Sabiendo que comer mucha proteína es malo para algunos aspectos de nuestro organismo, estos efectos aún no son mayores que los efectos secundarios de la deficiencia del nutriente, por ello, sólo tienes que buscar las recomendaciones adecuadas, y usted podrá disfrutar de sus contribuciones a los músculos y la salud general del cuerpo.

Después de aclarar sobre su rutina y características particulares, un nutricionista puede identificar cuáles son sus necesidades; de esta forma, se podrá adecuar las proteínas a sus comidas diarias. Vale recordar que las proteínas, por sí solas, no pueden ofrecer beneficios significativos, o sea, no hay ganancia si en lugar de centrarse exclusivamente en su consumo excesivo, ya que esta iniciativa no es coherente con el equilibrio necesario para su metabolismo.

Busca adecuar porciones moderadas de cada nutriente, y preparar comidas completas y coherentes con sus necesidades nutricionales, siendo esta la forma más segura para un cuerpo bien delineado y saludable, tanto en el presente como en el futuro.

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.