Salud

Cloruro de potasio – ¿Qué es, para qué sirve y la indicación de

El cloruro de potasio es un compuesto químico utilizado en la industria química, farmacéutica y alimentaria para diversos fines. En nuestro organismo, se utiliza para suplir la deficiencia de potasio y actuar en diversos papeles en el sistema nervioso, en la contracción del músculo cardíaco, esquelético y liso, en la producción de energía, la síntesis de ácidos nucleicos, en el mantenimiento de la presión arterial y la función renal.

De esta forma, es un compuesto utilizado como coadyuvante en el control de enfermedades como la hipertensión como un suplemento nutricional.

Vamos a ver lo que es el cloruro de potasio, para qué sirve y en qué casos se puede y se debe ser indicado para usos relacionados con la salud.

Cloruro de Potasio – Lo Que es

El cloruro de potasio es un compuesto utilizado como medicamento o suplemento como una forma de proporcionar el mineral potasio para nuestro organismo.

El potasio es muy importante para muchas funciones vitales, participando en muchos procesos metabólicos esenciales. Los ejemplos incluyen la actuación en el sistema nervioso, en la contracción muscular y la función renal. Además, el potasio es un electrolito esencial para una buena hidratación.

Indicación

Indicado para el tratamiento de la deficiencia de potasio en el cuerpo, el compuesto también puede ser utilizado para ayudar en el tratamiento de algunas enfermedades.

¿Para qué sirve?

En el área de la salud, el cloruro de potasio, tiene muchas aplicaciones y beneficios, que serán descritos con detalle en los siguientes temas.

– Hipocalemia o deficiencia de potasio

La hipocalemia es un nombre que se le da a la deficiencia de potasio en el organismo. En esta condición, la persona tiene menos de potasio en la sangre que necesita para realizar sus funciones vitales.

Los niveles bajos de potasio en la sangre pueden ocurrir debido a alguna enfermedad o debido a la influencia de algún tipo de medicamentos como los diuréticos, por ejemplo. También puede ocurrir una caída en los niveles de potasio a través de vómitos o diarrea de causas diversas.

Para corregir este desequilibrio en los niveles de potasio, puede ser recetado el cloruro de potasio que debe ser tomado de acuerdo con la orientación médica.

– Prevención de coágulos de sangre

El cloruro de potasio puede ser prescrito para ayudar a prevenir la aparición de coágulos sanguíneos asociados a enfermedades cardíacas.

– Regulación de los niveles de azúcar en la sangre

El potasio actúa también en la regulación del índice glucémico, evitando los picos y de la falta de azúcar en la sangre. Sin embargo, debe ser utilizado con precaución por los diabéticos que ya hacen uso de medicamentos para este fin.

Salud mental

Por ser un mineral muy importante para el sistema nervioso. La presencia en los niveles adecuados en el organismo ayuda a reducir problemas como la ansiedad y a mejorar las funciones cognitivas como la memoria, la atención y el aprendizaje. Además, al dilatar los vasos sanguíneos, permite una mejor oxigenación en el cerebro.

– Salud muscular

La salud de nuestros músculos depende directamente de buenas cantidades de potasio en el organismo. Este mineral es capaz de promover una recuperación muscular mucho más eficaz después de un entrenamiento, además de participar en el metabolismo de la contracción y relajación muscular y hasta del aumento de la masa magra.

– Regulación de la presión arterial

El cloruro de potasio es capaz de dilatar los vasos sanguíneos, disminución de la presión arterial y reducir el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

– Salud ósea

El potasio es un mineral importante para los huesos. Él ayuda a neutralizar diversos ácidos presentes en el organismo que pueden disminuir la fijación de calcio en los huesos.

– Hidratación

El potasio es un electrolito indispensable para nuestro organismo. Participa en los procesos metabólicos que permiten mantener el equilibrio electrolítico en el organismo y a mantener el cuerpo hidratado.

– Sustitución de la sal de cocina

El cloruro de potasio, tiene propiedades similares al cloruro de sodio. Quien quiere o necesita disminuir la ingesta de sodio en la dieta puede adoptar el uso del cloruro de potasio en la cocina.

Aún así, el uso de este compuesto como condimento debe ser moderado, ya que así como la sal de cocina, también es capaz de causar algunos problemas de salud, especialmente en personas con predisposición a problemas renales, hepáticos o del corazón. Además, es necesario considerar el riesgo de hipercalemia, condición en la cual los niveles de potasio en la sangre están muy altos, lo que no es beneficioso para la salud.

Personas con presión arterial alta pueden utilizar una mezcla de la mitad de cloruro de potasio y cloruro de sodio para condimentar la comida.

– Otros usos

Como curiosidad y para mostrar cómo este compuesto químico puede ser versátil, el cloruro de potasio también puede ser utilizado en la industria de los metales en la soldadura y fundición de metales, por ejemplo, donde actúa como un agente de flujo. Puede ser utilizado como un agente descongelante para uso doméstico. También puede ser utilizado en jardinería como un fertilizante para proporcionar potasio suficiente para el crecimiento de las plantas.

Como Tomar

Lo recomendado es leer el prospecto y seguir las pautas médicas para tomar el suplemento sin excesos.

– Comprimido

La forma más común de usar cloruro de potasio es en forma de pastillas. Normalmente, la recomendación para el tratamiento de hipocalemia en adultos es de 20 a 100 mEq de 2 a 4 veces al día. En general, los comprimidos se presentan 20 mEq por drágea, pero es posible encontrar que las dosis más bajas. No se recomienda tomar más de 20 mEq en una sola dosis.

Para la prevención de la hipocalemia, la dosis indicada es de 20 mEq por día. Ya para el tratamiento de la hipocalemia, la dosis indicada puede variar de 40 a 100 mEq por día o más, dependiendo de su caso.

– Polvo

También es posible encontrar el cloruro de potasio en polvo, que se utiliza como sustituto de la sal, y también puede ser disuelto en agua para tomar por vía oral.

– Inyección intravenosa

Considerado como una inyección esencial en cualquier establecimiento de salud, la inyección de cloruro de potasio se utiliza en situaciones de emergencia o en casos de deficiencias muy graves del mineral.

Las inyecciones sólo están indicadas en casos extremos, en los que es necesario aumentar la disponibilidad de potasio en la sangre inmediatamente y sólo deben ser aplicadas por un profesional en un hospital.

Contraindicación

Este compuesto está contraindicado en los casos en que el individuo presenta una o más de las siguientes condiciones:

  • Enfermedad renal;
  • Cirrosis u otras enfermedades hepáticas;
  • Trastorno en la glándula suprarrenal;
  • Lesión tisular grave como una quemadura;
  • Lesión en el tracto digestivo;
  • Deshidratación severa;
  • La Diabetes;
  • Enfermedad cardíaca;
  • Hipertensión arterial alta;
  • Sangrado o bloqueo del estómago o del intestino;
  • Diarrea crónica debido a la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

Efectos secundarios

El cloruro de potasio no suele causar efectos secundarios. Se utiliza en dosis muy altas, puede provocar latidos cardíacos irregulares, náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, malestar abdominal, debilidad muscular, dolor de estómago, entumecimiento u hormigueo en los pies, manos y boca. Tales efectos, principalmente gastrointestinales, pueden evitarse tomando el compuesto junto con una comida.

También hay informes de acidosis metabólica, caracterizada por el exceso de ácido en el organismo, y de una lesión en el tracto digestivo causada por el uso prolongado de cloruro de potasio, lo que puede causar dolor de estómago, la hinchazón y el oscurecimiento de las heces.

Algunas personas pueden ser alérgicas al cloruro de potasio. En estos casos, se observan síntomas como diarrea severa, náuseas, vómitos, heces con sangre, sangrado anormal, erupciones en la piel, taquicardia o hinchazón en la región de la cara, garganta o boca. Si observa cualquiera de estos síntomas, busque ayuda médica de inmediato.

Cuidado

– Hipercalemia

Cualquier suplemento que contenga potasio debe ser consumido con precaución, ya que presentar potasio demasiado alto en la sangre también hace mal. El exceso de potasio puede causar la hipercalemia, condición que si no se trata puede causar arritmia cardíaca y otros problemas en el sistema cardiovascular y el sistema nervioso.

– Las interacciones medicamentosas

Pueden producirse interacciones medicamentosas con el uso de potasio. Si usted toma medicamentos para la presión arterial alta, como los inhibidores de la ECA (enzima convertidora de la angiotensina), por ejemplo, es necesario recordar que para el uso en conjunto con el cloruro de potasio. Esto porque, a pesar de la ampliación de los vasos sanguíneos para aumentar el flujo sanguíneo y así reducir la presión arterial alta, tales remedios como el Enalapril y Lisinopril actúan inhibiendo la producción de la angiotensina, que puede crear una condición en la que el organismo no es capaz de eliminar el exceso de este mineral.

El cloruro de potasio también puede interactuar de forma negativa con diuréticos como la Espironolactona y la Espironolactona y con medicamentos bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) como la Losartana, la Candesartana y la Ibersatana. Así, siempre es bueno hablar con un profesional de la salud acerca de cualquier medicamento que esté tomando antes de iniciar el uso de cloruro de potasio.

– Embarazo y Lactancia

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben evitar el uso del cloruro de potasio, ya que no se sabe de sus efectos en relación a la salud del feto o del bebé.

Consejos finales

El cloruro de potasio es un suplemento nutricional que ayuda a satisfacer las necesidades relacionadas principalmente a la deficiencia de este mineral en el cuerpo. Sin embargo, su uso sin supervisión médica puede ser peligroso. Por lo tanto, lo ideal es utilizar sólo los suplementos, bajo la orientación de un médico o nutricionista y realizar exámenes de sangre periódicos para comprobar los niveles de potasio. Algún examen para monitorear la función cardíaca también puede ser solicitado mientras hace uso del compuesto.

Hay una gran cantidad de alimentos ricos en potasio que pueden ser añadidos a la dieta para evitar la necesidad del uso de un suplemento nutricional. Los ejemplos incluyen: calabaza, papas con cáscara, espinacas, lentejas, brócoli, calabacín, frijol blanco, col de Bruselas, sandía, naranja, plátano, melón, leche y yogur.

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.