Nutrición

Conozca los beneficios del queso feta, uno de los más saludables que existen

El queso feta está hecho con leche de cabra o de oveja y tiene un sabor fuerte y llamativo. El queso proporciona vitaminas y minerales clave para nuestro organismo, pero también puede tener un alto contenido de sodio y grasas saturadas. Usted puede incluir el queso feta en su plan de alimentación saludable, sin embargo, porque él tiene un gran valor nutricional. El queso feta es más bajo en calorías que la mayoría de los otros quesos, es rico en sabor, y por lo tanto, usted no necesita comer tanto con el fin de sentirse satisfecho.

El término “feta”, utilizado por los griegos para definir este queso realmente popular por allí, proviene de la palabra italiana fetta, que significa “rebanada”. Es posible encontrar este queso en muchas otras partes del mundo, en la que se hacen con leche de búfalo y de vaca.

El queso feta es un queso suave y sin agujeros, sin piel, y un sabor ligeramente picante. El valor nutricional del queso depende precisamente de la marca y el tipo de queso feta que va a consomir. El queso feta tradicional se prepara a partir de leche de oveja o de una combinación de leche de cabra y de oveja (y no más del 30% de cabra).

1 porción de queso feta (alrededor de 29 gramos) contiene:

  • 74 calorías
  • 5 gramos de grasa
  • 2 gramos de carbohidratos
  • 9 gramos de azúcar
  • 261 miligramos de sodio
  • 4 gramos de proteína
  • 2 miligramos de vitamina B2 / riboflavina (14% DV)
  • 311 miligramos de sodio (13% DV)
  • 141 miligramos de calcio (14% DV)
  • 93 miligramos de fósforo (9% DV)
  • 5 microgramos de vitamina B12 (8% DV)
  • miligramos de vitamina B6 (6% DV)
  • 2 microgramos de selenio (6% DV)

Este queso es muy bajo en calorías y puede servir de gran ayuda para un programa de dieta y pérdida de peso equilibrada. A continuación, hemos recopilado los mejores beneficios para la salud del queso feta.

1. Ayuda a la salud de los huesos

Como todos sabemos, el calcio es bueno para los huesos. Además, aumenta el pico de masa ósea, sobre todo en niños y adolescentes en sus 20 años. Cuanto mayor es el pico de masa ósea menor es el riesgo de osteoporosis y otras condiciones relativas a la pérdida de masa ósea.

Sin embargo, ciertos productos lácteos como la leche de vaca pasteurizada, son fuentes peores para obtener el máximo de calcio, ya que puede causar un alto nivel de ácido en el cuerpo (acidosis). Como alternativa, hay otros alimentos ricos en calcio como el queso feta griego, además de tratar de incluir alimentos alcalinos más en sus dietas saludables, como el calabacín, espinacas y perejil.

2. Protege contra el cáncer

Tal vez uno de los beneficios fascinantes del queso feta son sus efectos de protección contra el cáncer. Como una gran fuente de calcio, el queso le permite tomar ventaja de un estudio que sugiere que el calcio (junto con la vitamina D) ayuda a proteger el organismo contra diferentes tipos de cáncer.

Pero no es solamente el calcio que protege contra el cáncer en el queso feta. Alfalactalbumina, una proteína de gran alcance que puede ser encontrada en el queso feta, ha sido presentada como antitumoral, además de propiedades antibacterianas.

3. Apoya el tratamiento natural de la anemia

La anemia está conectada a un problema con la celda de la hemoglobina, que transporta el oxígeno dentro del cuerpo. Cuando su cuerpo no puede obtener suficiente oxígeno a los tejidos y células, se vuelve cansado y débil.

Relacionada con niveles bajos de ácido fólico, vitamina B12, o de hierro, la anemia puede ser, naturalmente, tratada con una dieta rica en nutrientes de fácil acceso y/o la suplementación correcta. Así, la vitamina B12 (y algunas pequeñas cantidades de hierro) se encuentra en el queso feta puede servir como parte de una dieta equilibrada para combatir la anemia.

4. Impulsa el sistema inmunológico

La Histidina es otra proteína que se encuentra en el queso feta. Esta proteína fue inicialmente considerada significativa sólo en la salud infantil, pero más tarde fue descubierta su importancia para las personas adultas también.

Comer alimentos como el queso feta con moderación como parte de una dieta rica en antioxidantes para proteger contra los daños de la inflamación, puede garantizar un sistema inmunológico saludable listo para luchar contra todas las enfermedades.

5. Evita dolores de cabeza y migrañas

Como una buena fuente de riboflavina y vitamina B2, el queso feta ha sido conocido desde hace mucho tiempo como un remedio natural para el dolor de cabeza, así como la migraña. Una dieta rica en vitamina B2 (más los suplementos de riboflavina, si es necesario) puede servir como un método preventivo para reducir la migraña y otras formas de dolor de cabeza crónico.

6. Ayuda a mantener un intestino sano

El queso feta también proporciona buenas cantidades de probióticos, que son las “buenas” bacterias que recubren el intestino. Los probióticos no son sólo grandes impulsores de la inmunidad, ellos también ayudan a mantener un intestino sano y mantenerlo lejos de muchos de los problemas digestivos más comunes en el estilo de vida de alta tensión y el estrés, particularmente en las personas que consumen regularmente alimentos azucarados y genéticamente modificados.

7. Protege y previene enfermedades degenerativas de los ojos

La investigación reveló que las personas con dietas ricas en vitamina B2 tienen un riesgo menor de enfermedades oculares degenerativas como el queratocono, glaucoma y cataratas (todas asociadas al envejecimiento).

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.