Salud

Café en el Embarazo Es Malo?

El embarazo es un período de la vida de la mujer que viene acompañado de muchas dudas y recomendaciones en la dieta. Las nuevas mamás que no pueden vivir sin un café, por ejemplo, puede preguntarse si el consumo de café en el embarazo es malo para el bebé en desarrollo.

Para aclarar esta duda, vamos a discutir cuáles son los efectos del café en el organismo durante el embarazo y mostrar con base en estudios científicos el café en el embarazo es malo o no.

El Consumo de café

Cada vez más estudios demuestran que el consumo moderado de café puede traer muchos beneficios para la salud en general. Además de mejorar el estado de alerta, estos estudios indican que la ingesta de la bebida puede aumentar los niveles de energía, estimular funciones cognitivas como la memoria y la concentración y hasta actuar en la prevención de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el mal de Parkinson.

Pero y en el embarazo? Será que el exceso de cafeína puede hacer daño para el feto en desarrollo?

Café en el embarazo es malo?

Investigaciones muestran que la cafeína es capaz de atravesar la placenta y esto puede o no afectar al feto en desarrollo, dependiendo de la cantidad de la sustancia que se ingiere.

De acuerdo con la Dra. Gersh, obstetra y ginecólogo estadounidense directora del Integrante Medical Group of Irvine, en estados UNIDOS, es interesante evitar el consumo de café en el embarazo, pero en cantidades moderadas en porciones pequeñas, no tienen impacto negativo en el feto.

Posibles efectos de la cafeína en el embarazo

A pesar de no hacer mal en bajas cantidades, la cafeína puede causar algunos efectos no deseados que pueden afectar a la embarazada y a su bebé, especialmente cuando la ingesta es excesiva. Algunos de estos efectos son descritos a continuación:

– Efecto estimulante

La cafeína es un compuesto estimulante que puede aumentar la presión arterial y elevar la frecuencia cardiaca, lo que puede ser peligroso durante el embarazo.

– Acción diurética

Por ser diurética, la sustancia puede aumentar la frecuencia de la micción, que ya es más alta durante el embarazo, puede aumentar el riesgo de deshidratación.

– Cambios en el comportamiento del feto

Como ya se ha mencionado, la cafeína puede atravesar la placenta, ya que la sustancia es capaz de pasar por las membranas del cuerpo, llegando a prácticamente cualquier tejido de nuestro cuerpo, incluyendo el interior de la placenta. Esto puede ser preocupante, ya que el metabolismo del bebé está todavía en desarrollo y no es capaz de metabolizar totalmente la cafeína que llega hasta él.

Así, el exceso de cafeína puede alterar el patrón de sueño del bebé o los movimientos del bebé en las etapas finales del embarazo, lo que incluso puede perjudicar el trabajo de parto.

– Influencia en el peso del bebé

Según la Dra. Gersh, beber café en exceso durante el embarazo puede dar lugar a un bebé con bajo peso al nacer, lo que es muy peligroso para la salud del niño que acaba de llegar al mundo.

Además, afirma que beber 5 o más tazas al día de café en el embarazo es malo porque puede hacer que el bebé gane más grasa corporal durante los primeros 6 años de vida, lo que se traduce en un mayor índice de masa corporal (IMC) mayor riesgo de desarrollar obesidad.

– Problemas de desarrollo y riesgo de aborto

Algunos estudios también indican que la cafeína puede afectar de modo negativo en el desarrollo del cerebro del bebé y que la ingesta excesiva de cafeína en el inicio del embarazo puede aumentar las tasas de aborto espontáneo.

Además, la cafeína también puede acelerar el ritmo cardiaco del bebé, causando problemas como arritmia cardíaca.

Aunque es raro, también puede suceder que el bebé enganchados en la sustancia de la madre de consumir cafeína en gran exceso durante el embarazo, lo que causará síntomas de abstinencia en el niño después del nacimiento.

Dosis recomendada durante la gestación

A pesar de los preocupantes, estos problemas pueden ser evitados al limitar la ingesta de cafeína durante la gestación.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud indica que la ingesta de hasta 300 mg de cafeína por día. Sin embargo, en algunos países como Inglaterra y los Estados Unidos, la dosis diaria recomendada de cafeína durante la gestación es de un máximo de 200 miligramos. Esto equivale, por ejemplo, a uno de los siguientes elementos:

  • 2 tazas de café instantáneo;
  • 2 tazas de té con cafeína;
  • 6 latas de coca cola;
  • 4 barras de 50 gramos de chocolate.

Para facilitar la contabilización de cafeína ingerida por día, hemos preparado una lista con la cantidad aproximada de cafeína presente en algunos alimentos y bebidas:

  • 1 taza (200 mL) de café instantáneo: 100 miligramos de cafeína;
  • 1 taza (200 mL) de café filtrado: 140 miligramos de cafeína;
  • 1 taza (200 mL) de té: 75 miligramos de cafeína;
  • 1 lata (350 mL) de coca cola: 40 miligramos de cafeína;
  • 1 lata (250ml) de bebida energética: puede variar de 80 a 160 miligramos de cafeína, dependiendo del fabricante;
  • 1 barra (50g) de chocolate: puede variar de 5 a 30 miligramos de cafeína;
  • 1 botella de té helado: puede variar de 15 a 25 miligramos de cafeína;
  • 1 taza (200 mL) de café descafeinado: 8 miligramos de cafeína.

Cuando el café es preparado en casa o en una panadería, él puede ser demasiado fuerte y contiene más cafeína por porción que el informado en la etiqueta. Así, tenga cuidado con la cantidad de grano o polvo de café usada en la preparación de su bebida.

Estudios

Para entender mejor cómo el exceso de café en el embarazo es malo, vamos a analizar algunos de los estudios científicos publicados sobre el tema.

– Estudio noruego

Existe un estudio noruego muy famoso publicado en 2013 sobre el consumo de cafeína durante el embarazo que es el mayor estudio realizado hasta hoy sobre el impacto de la sustancia en la salud del feto. Tal estudio involucró a más de 59 mil mujeres embarazadas a lo largo de 10 años de recopilación de datos.

Los resultados indicaron que la cafeína puede aumentar el riesgo de que el bebé por nacer menor que la media y afectar la ganancia de peso del niño después del nacimiento. Ellos también han constatado en este estudio que la cafeína puede prolongar la duración del embarazo.

Los científicos involucrados en el estudio se analizaron todas las fuentes de cafeína en la dieta de las embarazadas, llegando a cubrir no sólo el café, sino también el consumo de té, chocolate, refrescos y postres que contienen chocolate. También se consideran otros factores como el hábito de fumar y condiciones de salud pre-existentes.

A pesar de evaluar otros factores además del consumo de cafeína, no es posible demostrar una relación directa entre la ingestión de la sustancia y el bajo peso de los bebés al nacer, ya que es muy difícil cuantificar la influencia de otros factores como los hábitos diarios de las mujeres embarazadas y a sus condiciones de salud.

Las gestantes que participaron en el estudio fueron orientadas a montar un diario de alimentos que contienen la cuantificación de la ingesta de alimentos y bebidas que contienen cafeína. El consumo diario de 0 a 49 miligramos de la sustancia se considera bajo. El consumo entre 50 y 199 miligramos fue considerada medio. La ingestión de entre 200 y 299 miligramos de cafeína fue considerada alta y el consumo mayor que 300 miligramos fue considerado como muy alto.

Además, factores como el peso y la altura del bebé tras el nacimiento se midieron 11 veces a partir de la sexta semana de vida hasta los 8 años de edad.

Con base en estos datos, se ha demostrado a largo plazo de un crecimiento excesivo y más rápido de los niños cuyas madres han consumido cantidades medias, altas y muy altas de cafeína. Además del crecimiento, la exposición a la cafeína en cualquier cantidad ha sido asociada al exceso de peso de los niños durante los primeros años de vida entre 3 y 5 años de edad. Sin embargo, después de alcanzar los 8 años de edad, sólo continuaron con sobrepeso a los niños cuyas más consumieron cantidades muy altas de cafeína durante la gestación.

A pesar de estos resultados, muchos investigadores como Gino Pecoraro, reconocido obstetra y ginecólogo australiano y Clovis Palmer, también australiano e investigador en la Universidad de Monash en Australia, están de acuerdo en que es preciso tomar en cuenta que gran parte de las mujeres que participan en estudios de este tipo que consumen mucha cafeína también suelen presentar problemas como la obesidad y mantener hábitos inadecuados como fumar y llevar una dieta pobre en nutrientes.

– Otros estudios

Un estudio más reciente publicado en 2017, afirma que el consumo de hasta 300 miligramos de cafeína al día es aceptable, ya que las mujeres embarazadas sean saludables. Esto significa que el café puede ser consumido con moderación siempre que la embarazada no fume y mantenga buenos hábitos de alimentación y de actividad física durante el embarazo.

Además, para la nutricionista Melanie McGrice, especialista en fertilidad y el embarazo, algunas mujeres desarrollan una cierta aversión al café durante el embarazo, ya que ayuda a disminuir la ingesta. Ella también cree que las futuras mamás que toman grandes cantidades de café (aproximadamente 8 tazas al día, por ejemplo) ya se pueden beneficiar al cortar 3 de estas tazas de la rutina diaria.

Es importante tener en cuenta que la falta de cafeína puede causar un estrés innecesario en la gestación de quien está habituado con la bebida todos los días. Así, vale apostar a la moderación del consumo de la bebida, ya que la reducción total del consumo puede hacer más mal que bien en estos casos.

También hay estudios que indican que beber grandes cantidades de cafeína puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y defectos congénitos en el bebé. Sin embargo, gran parte de estas investigaciones se han realizado en animales, y todavía no hay datos concluyentes sobre los seres humanos.

Concluyendo: ¿puedo tomar o café en el embarazo es malo?

Como usted ya debe tener sospecha, la palabra clave en el consumo de café en el embarazo es la moderación. Los estudios en el área indican que las mujeres que ingieren entre 50 y 200 miligramos de cafeína por día no presentan problemas durante el embarazo y no perjudican el desarrollo del bebé.

Por lo tanto, si usted está esperando un bebé, lo ideal es que usted limitar la ingesta de cafeína, quedando siempre por debajo de los 200 miligramos diarios.

También es importante recordar que es necesario estar atento al consumo de otros alimentos. No tiene sentido limitar la ingesta de café sin tener cuidado con otros alimentos que contienen cafeína. Esto incluye diversos tipos de tés, chocolates, refrescos, bebidas energéticas, analgésicos y medicamentos para los resfriados y la gripe.

Algunos consejos que facilitan la reducción del consumo de cafeína durante el embarazo incluyen el aumento de la ingesta de agua o de frutas. También es posible optar por tipos de té y café descafeinados.

Otros consejos

1. La atención a su relación con la cafeína

Algunas personas están ansiosas o nerviosas si no toman su café de la mañana. Otras tienen el efecto contrario, se quedan con ganas y con síntomas como palpitaciones, presión arterial alta, sudor excesivo y niveles altos de azúcar en la sangre. Así, es necesario observar cuál es el efecto que la cafeína se producía en su cuerpo antes del embarazo para saber si para usted el café es malo en el embarazo.

Si al tomar café usted presenta estos síntomas desagradables, vale la pena limitar al máximo la ingesta para evitar el estrés innecesario en la gestación. Ahora, si usted realmente necesita esa dosis de café para pasar el día, tome la bebida con moderación.

2. Cuidado con la alimentación

Durante el embarazo, es importante tener una dieta altamente nutritiva y balanceada. Al obtener los nutrientes necesarios, es probable que usted se sienta con la suficiente energía y no necesita esa dosis extra de cafeína para tener más energía para completar las tareas del día. Además, el feto necesita de vitaminas y minerales para el buen desarrollo y para evitar la aparición de defectos congénitos.

Referencias Adicionales:

Ya imaginaba que el exceso de café en el embarazo es malo? Ya ha tenido un bebé y consumía café durante el embarazo o evitado? Un comentario a continuación!

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.