Salud

Kiwi y Vitamina C – Gana Incluso del Limón y de la Naranja?

La vitamina C es un nutriente muy importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo. De acuerdo con información del Centro Médico de la Universidad de Maryland, ella es necesaria para el crecimiento y la reparación de los tejidos que se encuentran en todo el cuerpo humano, además de poseer un efecto antioxidante.

Según el centro, los antioxidantes que combaten la acción de los radicales libres, compuestos perjudiciales que pueden dañar el ADN y cuya acumulación se asocia al envejecimiento y al desarrollo de problemas de salud como cáncer, artritis y enfermedad en el corazón.

Pero no es sólo eso – el órgano también explica que la vitamina C ayuda a la formación de colágeno, una proteína que se utiliza en la producción de la piel, los cartílagos, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos, y es necesaria para el proceso de curación de heridas, para la reparación y el mantenimiento de huesos y dientes y para la absorción de hierro por parte del organismo.

Por qué debemos incluir alimentos que sirven como fuente de vitamina C en la dieta?

Aún según informó el Centro Médico de la Universidad de Maryland, la vitamina C es un nutriente que no puede ser almacenado por el organismo, gracias al hecho de ser una vitamina soluble en agua.

Por lo tanto, para conseguir la vitamina C es necesario a nuestro cuerpo, debemos consumir alimentos que funcionan como fuente del nutriente.

El kiwi tiene más vitamina C que el limón y la naranja?

Probablemente, usted ya debe haber oído hablar de que el kiwi, el limón y la naranja, y sirven como fuentes de vitamina C, ¿no es así? Pero, ¿es realmente cierto que el kiwi se carga un contenido mayor del nutriente del que las otras dos frutas?

Para descubrir esto, vamos a echar un vistazo al contenido del nutriente que se encuentra en diferentes tamaños de porciones de versiones crudas de cada uno de estos alimentos.

La vitamina C del kiwi

Una porción de 100 g de fruta presenta 92,7 mg de vitamina C. Ya si estamos hablando de una unidad de kiwi con 69 g, el contenido del nutriente es de 63,96 mg.

En el caso de ser una porción correspondiente a una taza de alimento en rodajas, la cantidad de vitamina C que tenemos es de 166,86 mg.

La vitamina C del limón

A su vez, el limón proporciona 53 mg de vitamina C en una porción de 100 g Al mismo tiempo, una unidad con 58 g de fruta trae 30,74 mg del nutriente y una unidad de limón con 84 g presenta 44,52 mg de la vitamina.

Además, una taza de limón cortado está compuesta por 112,36 mg de vitamina C.

La vitamina C de la naranja

Una porción de 100 g de naranja carga 53,2 mg de vitamina C. Mientras tanto, una taza de fruta cortada presenta 95,76 mg del nutriente.

Ya una unidad pequeña del alimento, con un peso de 96 g, contiene 51,07 mg de la sustancia. Al mismo tiempo, una unidad media de la naranja, que pesa 131 mg, ofrece 69,69 mg de vitamina C y de una unidad de imagen de la fruta, que lleva el peso de 184 mg, tiene 97,89 mg de la vitamina.

El veredicto

De acuerdo con la información que acabamos de ver, podemos fácilmente entender que el kiwi realmente presenta concentraciones más altas de vitamina C que el limón y la naranja.

Sin embargo, vale la pena resaltar que los valores nutricionales de estos alimentos pueden presentar algunas variaciones de acuerdo con los lugares donde son producidos y adquiridos. Por eso, al comprar tu kiwi, naranja o limón, siempre vale la pena echar un vistazo a la tabla nutricional de estos alimentos.

Como preservar la vitamina C de los alimentos

Además de saber en la teoría de que las tres frutas proporcionan el alimento, siendo el kiwi es el más abundante en vitamina C, tenemos que aprender a mantener el aporte de nutrientes en la composición de los alimentos de modo que él no se pierda, y dejemos de suministrarle al cuerpo cuando consumimos una de las frutas en cuestión.

Por ejemplo, cuando utilizamos estos alimentos en la preparación de un jugo, necesitamos consumir la bebida inmediatamente después de que ella se prepara, porque el jugo puede perder poco sus propiedades nutricionales.

Lo que sucede es que el llamado proceso de oxidación, que se produce por medio del calor y de la exposición al oxígeno y a la luz, y que puede hacer que ciertos nutrientes pierdan su eficacia. Cuando no se puede tomar el jugo en el momento en que él se hace, la sugerencia es almacenarlo (dentro de la nevera) en botellas oscuras muy bien valladas para evitar o retrasar el proceso.

De acuerdo con información de ABC News, una investigación ha demostrado la importancia de la naturaleza de los jugos naturales de frutas inmediatamente después de su preparación. El estudio en cuestión fue publicado en el año 2011 en el Journal of the American Dietetic Association (Diario de la Asociación Americana de Dietética, traducción libre) y se evaluó el jugo de naranja.

La investigación indicó que el jugo de naranja no es consumido de forma suficientemente rápida, se puede perder el 100% de su contenido de vitamina C. Además, cuando congelada, la bebida ha perdido hasta un 50% del contenido del nutriente dentro de las cuatro semanas de la apertura del envase del jugo.

La directora de nutrición de la Universidad de Washington, Connie Diekman, advirtió sobre el hecho de que las vitaminas y los minerales son sensibles y que es necesario hacer frente a ellos con cuidado.

La publicación también explicó que diversos factores como el calor, el aire y la luz pueden tomar las vitaminas de las frutas y verduras, y que mucha exposición a ellos puede acelerar la pérdida de vitaminas a lo largo del tiempo.

Para evitar que esto ocurra, lo ideal sería comprar las frutas y verduras durante todo el día o un día sí, otro no. Sin embargo, sabiendo que esto puede ser inviable debido a la rutina de la carrera que la mayoría de las personas tienen, la recomendación para cuando no es posible hacer esto es comprar la cantidad de frutas y verduras que usted sabe que va a consumir en los próximos tres o cuatro días.

Para cuando esto no sea posible, la sugerencia es comprar versiones congeladas de las frutas y de los vegetales. Usted todavía puede congelar estos alimentos en su casa.

Además de consumir las frutas crudas, otro consejo para aprovechar sus nutrientes es comprarlas muy frescas y comerlos rápidamente, Cuanto más se tarda para comer sus frutas, más nutrientes ellas perderán.

Otra opción es la de dar preferencia a los frutos que han madurado en la exposición al sol. También se recomienda lavar las frutas y verduras rápidamente, ya que dejarlos en remojo puede eliminar los minerales y las vitaminas solubles en agua, como es el caso de la vitamina C.

En relación al almacenamiento, las frutas y verduras deben estar en un lugar refrigerado. Los procesos enzimáticos que destruyen las vitaminas son desacelerados cuando estos alimentos se mantienen en un entorno próximo a temperaturas de congelación.

Usted ya sabía que el kiwi tiene tanta vitamina C, que supera incluso los clásicos de limón y de naranja, en el ítem? Tiene costumbre de consumir esta fruta? Un comentario a continuación!

(2 votos, media: 5,00

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.