Salud

Esguince de Tobillo – ¿Qué es y Cómo Tratar

El esguince de tobillo es una lesión de velar extremadamente común. Llamada también de torcedura de tobillo, esta lesión afecta en particular a los atletas, pero también puede ocurrir en actividades comunes de la vida cotidiana de todas las personas. Por eso, es fundamental saber lo que es esa lesión, así como saber cómo tratar la lesión a corto y a largo plazo.

¿Qué es un Esguince de Tobillo?

El esguince de tobillo es una lesión que afecta a los ligamentos de la compleja articulación del tobillo. La lesión se produce de dos formas principales. La más común, conocida como inversión, ocurre cuando el pie se comba hacia adentro, forzando la articulación hacia fuera.

Más rara es la eversión. En este caso, el pie se comba hacia fuera, forzando la articulación para dentro. La eversión tiene menos probabilidades de ocurrir ya que los ligamentos que afecta son más resistentes. Si se produce, sin embargo, se trata de una lesión más grave que la inversión.

Este movimiento ocurre por varios motivos. Muchos atletas sufren la lesión al practicar deportes que implican carreras, saltos o giros bruscos, pero todas las personas están sujetas a la lesión. Caminar en terreno irregular es un factor de riesgo, intensificado por el uso de zapatos de tacón alto.

En cualquiera de las dos formas, se producen roturas parciales o totales de los ligamentos del tobillo.

Niveles de gravedad y Síntomas del Esguince de Tobillo

Los síntomas del esguince de tobillo dependen del nivel de gravedad de la lesión, que se clasifica en tres grados. Según la intensidad del daño a los ligamentos, se producen diferentes niveles de dolor, golpes, hematomas y hemorragias debajo de la piel. Además, hay dificultad para caminar.

  • Grado 1 (Esguince Leve): En el esguince leve, los ligamentos son estirados en caliente, pero no llegan a romper. De esta forma, el dolor no es tan intenso y se produce una ligera inflamación. No suele haber mucha dificultad para caminar.
  • Grado 2 (Esguince Moderado): En el esguince moderado hay rotura parcial de los ligamentos. Se Verifica, por lo tanto, una inflamación más intensa acompañada de frecuentes hematomas. El dolor es más fuerte que en el esguince leve, así como la inflamación, de modo que le resulta difícil andar.
  • Grado 3 (Esguince Grave): El esguince grave se caracteriza por la ruptura total de los ligamentos, lo que provoca un fuerte hinchazón y muchas veces sangrado debajo de la piel. El dolor es intenso y el tobillo se vuelve completamente inestable, de modo que es imposible caminar.

Cómo tratar un Esguince de Tobillo?

El tratamiento del esguince de tobillo debe comenzar una vez que la lesión se identifica. El tratamiento de los casos más sencillos es muy similar al recomendado para distenções musculares, siguiendo las mismas líneas generales de Protección, Hogar, Refrigeración, Compresión y Elevación.

  • Protección: Se recomienda envolver el tobillo con algo suave, de modo a evitar impactos dolorosos que pueden hacer que la lesión más grave. Esta medida es importante, sobre todo al inicio del tratamiento.
  • Descanso: El descanso es recomendado en todos los casos, y debe ser abundante. Lo más importante es evitar apoyar el peso sobre el tobillo, pero otros movimientos también deben ser evitados. Según la lesión es en la recuperación, los movimientos deben ser devueltos gradualmente: primero sólo moviendo el tobillo, sólo después apoyándose sobre él. A continuación, se puede tratar de caminar. Para todas estas actividades, saber escuchar a tu cuerpo: si la actividad es dolorosa, muy probablemente es perjudicial, de modo que es recomendable ampliar el reposo por algún tiempo más hasta el siguiente intento.
  • Refrigeración: Para aliviar el dolor y la hinchazón se puede aplicar hielo sobre la zona afectada. La refrigeración también es eficaz en disminuir la inflamación y los sangramientos internos. La aplicación debe ser hecha por un máximo de 20 minutos, con un intervalo de al menos una hora entre las aplicaciones. Se puede utilizar una toalla o una bolsa de plástico pueden ser utilizadas para envolver el hielo, de modo de evitar que la piel se vea afectada por el frío intenso.
  • Compresión: Envolver el tobillo con una tela o con una banda elástica para comprimirla ayuda a reducir la hinchazón. Es necesario tener cuidado, sin embargo, para no comprimir el tobillo demasiado. Esté atento a los picores, así como a la reducción de la temperatura y hinchazón en la zona inferior a la compresión: son signos claros de que la compresión es excesiva.
  • Elevación: Siempre que sea posible, mantenga el tobillo alto para reducir la inflamación y el sangrado interno. La elevación es adecuada si el tobillo se mantiene por encima del nivel del corazón.

Además, es posible tratar los síntomas con medicamentos antiinflamatorios o analgésicos. Sin embargo, no es recomendado el uso excesivo o demasiado largo de estos medicamentos, ya que pueden ocultar los síntomas de una grave lesión que no será tratada adecuadamente. En los casos más graves puede ser necesaria la intervención quirúrgica, sino en casi toda esguince de tobillo el propio cuerpo se encarga de hacer la reparación de los ligamentos. En todo caso, se recomienda la consulta a un cirujano ortopédico.

Posibles Complicaciones

Los esguinces de tobillo moderadas y graves, pueden causar daños que persisten incluso después de la recuperación de los ligamentos.

En primer lugar, puede ocurrir la formación de un nódulo en los ligamentos, que a largo plazo provoca inflamación y lesiones debido a la fricción constante. En este caso es necesaria la atención médica, aunque la cirugía son raramente necesarias, una vez anestésicos y corticoides resuelven el problema.

El esguince de tobillo se produce un debilitamiento de los ligamentos que afecta. De esta forma, una complicación frecuente es la recaída de la lesión, una vez que los ligamentos debilitados se vuelven más vulnerables a la rotura.

Son posibles, aún, lesiones en los nervios y pérdida de irrigación de los tejidos a causa de los daños causados a los vasos sanguíneos. En todos estos casos, la conducta ideal del paciente es muy clara. Si tras el periodo de recuperación de cualquiera de los síntomas persiste, es necesario consultar a un médico tan pronto como sea posible.

Cómo Prevenir un Esguince de Tobillo?

Los factores que aumentan el riesgo de un esguince de tobillo son muchos. Evitarlos, o sólo estar atento a ellos puede hacer la diferencia y evitar los riesgos y los trastornos de una lesión.

En primer lugar, es necesario velar por la salud de los músculos y de los ligamentos del tobillo y de las piernas. La práctica regular de ejercicios y estiramientos hace una gran diferencia en ese sentido, mejorando la resistencia de los ligamentos y la respuesta de los músculos.

El desarrollo muscular también tiene la capacidad de mejorar la propiocepción, es decir, la sensibilidad de los músculos, tendones, huesos y articulaciones al equilibrio del cuerpo quieto o en movimiento. Muchas veces, un déficit de propiocepción hace que el cuerpo no sea capaz de equilibrar, lo que aumenta el riesgo de lesiones.

También muy importante es la atención al suelo, tanto en la práctica deportiva como en la vida cotidiana. Superficies irregulares, que se encuentran tanto en los deportes extremos como en las aceras de nuestras ciudades, son factores de riesgo muy evidentes. El zapato es otro factor esencial: el uso de zapatos altos, sobre todo los con tacones finos y sujetos a romper, debe hacerse con atención redoblada.

Por último, la prevención es muy importante para los que ya sufrió la torcedura alguna vez. El riesgo de reincidencia en la etapa inmediatamente siguiente a la recuperación es grande, de modo que se recomienda la reanudación gradual de las actividades físicas. Dedicarse a fortalecer los ligamentos sin duda vale la pena.

¿Ha sufrido alguna esguince de tobillo? Como se trató y se recuperó de esa situación? Un comentario a continuación!

(3 votos, media: 4,67 5)

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.