Salud

Corticoide Hace Mal? Efectos Secundarios y Cuidado

Corticoides son hormonas esteroides naturales producidos por nuestro organismo que participan en varios procesos metabólicos indispensables para nuestra salud, como en el metabolismo de los macronutrientes, la regulación de los electrolitos y la acción anti-inflamatoria.

El uso de corticoides artificiales también puede ser indicado en el tratamiento de enfermedades inflamatorias graves como la artritis reumatoide, además de poder ser utilizado para tratar y aliviar los síntomas de otras condiciones de salud como el asma y otras enfermedades.

Vamos a mostrar los principales efectos secundarios y analizar si el uso de corticoide hace mal, además de dar consejos sobre los cuidados que deben ser tomados al consumir esta sustancia.

Corticoide – Lo que es

Como ya se ha mencionado, los corticoides están presentes naturalmente en nuestro cuerpo. Sin embargo, no siempre las cantidades producidas por el organismo son suficientes, sobre todo cuando hay algún problema de salud en curso.

Así, los corticoides, también llamados de corticosteroides, pueden ser usados en forma de medicamentos que incluyen la prednisona o la cortisona, hidrocortisona y la prednisona, por ejemplo, para suplir esta deficiencia hormonal. Ellos son medicamentos utilizados en el tratamiento de varias condiciones como erupciones en la piel, lupus, asma y diversos procesos inflamatorios.

Hay dos tipos principales de corticoides: los glicocorticoides y los mineralocorticoides.

Los glicocorticoides son la clase más utilizada, que incluyen medicamentos que contienen cortisona, que actúan en el metabolismo y en procesos inflamatorios y son indispensables para el funcionamiento normal del cuerpo. Por ser los más importantes, muchas veces las palabras corticoides y glicocorticoides son utilizados como sinónimos.

Ya los mineralocorticoides como la aldosterona se utilizan para mantener o regular el equilibrio de electrolitos en el cuerpo.

A pesar de que existen estos dos grupos de corticoides que actúan en diferentes funciones, sus efectos secundarios son similares.

Para que sirve

Los corticoides actúan imitando los efectos de las hormonas que el cuerpo produce naturalmente en las glándulas suprarrenais que están situadas justo encima de los riñones. Esta clase de medicamentos también es muy usada por suprimir procesos inflamatorios en el organismo cuando se prescriben en dosis más altas. Esto puede ser muy útil para personas con problemas inflamatorios como la artritis reumatoide que causan mucho dolor en las articulaciones debido a la inflamación.

Además, los corticoides pueden ser usados para tratar el asma y algunos tipos de alergias. También pueden ser utilizados para el tratamiento de enfermedades autoinmunes como el lupus o después de un trasplante de órganos debido al soporte que estas sustancias dan al sistema inmunológico, evitando rechazos del propio organismo.

Principales usos de los corticoides

Los medicamentos corticoides más comunes incluyen compuestos como beclometasona, budesonida, prednisona, dexametasona, betametasona, hidrocortisona, metilprednisolona, prednisolona, trancinolona y prednisona. Estos medicamentos son prescritos para el tratamiento de las siguientes condiciones de salud:

– Trastornos autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes pueden causar muchos daños inflamatorios, ya que el cuerpo ataca los tejidos sanos como si fueran cuerpos extraños. Así, las personas diagnosticadas con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la psoriasis, el eczema, la colitis ulcerosa, la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal puede tener que tomar corticoides para tratar la condición.

Ellos actúan reduciendo la actividad de las células inmunitarias, lo que ayuda a reducir los daños causados en el organismo y la eliminación de los efectos inflamatorios, disminuyendo el dolor, hinchazón, calambres y comezón.

– Alergias y asma

Las Alergias y el asma son condiciones relacionadas con una respuesta ofensiva del sistema inmunológico a sustancias no nocivas. Compuestos alérgenos como el polen o maní, por ejemplo, pueden inducir una respuesta inflamatoria en el organismo, causando síntomas de la alergia.

Los corticosteroides pueden actuar interrumpiendo esa inflamación y mitigación de la actividad de las células inmunitarias, lo que disminuye los síntomas de las alergias y problemas respiratorios como el asma.

– Insuficiencia adrenal

En la insuficiencia suprarrenal, el organismo no es capaz de producir suficiente cortisol. A pesar de ser conocida como la hormona del estrés, el cortisol en niveles adecuado es esencial para regular varios procesos metabólicos importantes como la conversión de nutrientes en energía para las células.

La deficiencia de cortisol puede ser el resultado de enfermedades como la enfermedad de Addison o debido a la extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenais. El uso de los corticoides en estos casos es indispensable para satisfacer la necesidad de cortisol en el organismo.

– Insuficiencia cardiaca y cáncer

El tratamiento a corto plazo de la insuficiencia cardíaca puede ser hecho con corticoides. Además, algunos son prescritos en conjunto como quimioterapia para reducir los efectos secundarios del tratamiento. Las investigaciones indican que los corticoides pueden eliminar las células cancerosas de algunos tipos de cáncer como la leucemia linfoblástica aguda y crónica, algunos tipos de linfoma y mieloma múltiple.

– La cirugía

Los corticoides se utilizan generalmente durante delicadas cirugías para reducir la inflamación de los tejidos involucrados en el procedimiento.

Corticoide hace mal?

A pesar de ser usados para tratar muchos problemas de salud con eficacia, los corticoides pueden presentar efectos secundarios muy perjudiciales. Es claro que ellos son beneficiosos y necesarios en el tratamiento de varias condiciones de salud. Sin embargo, debido a sus efectos secundarios, es preciso que los beneficios superen los riesgos asociados con su uso.

Un corticoide hace mal, sobre todo si se utiliza en dosis altas y por períodos prolongados. Vea algunos de los principales efectos colaterales producidos por el uso de estos medicamentos.

Efectos secundarios

Los corticoides de uso oral pueden causar efectos secundarios que pueden incluso desencadenar otros problemas de salud. Ellos son:

  • Glaucoma o presión arterial alta en los ojos;
  • Retención de líquidos, causando hinchazón, principalmente en las piernas;
  • Hipertensión;
  • Problemas relacionados con el estado de ánimo, la memoria, el comportamiento y otros efectos psicológicos;
  • Aumento de peso con la acumulación de grasa, especialmente en el abdomen, la cara y la parte posterior del cuello.

Los efectos secundarios que pueden ser causados al usar corticoides por largos períodos de tiempo incluyen:

  • Cataratas;
  • Aumento de los niveles de azúcar en la sangre, que puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de la diabetes;
  • El riesgo de infecciones;
  • Problemas en los huesos y el riesgo de osteoporosis;
  • Supresión de la producción de hormonas de la glándula suprarrenal;
  • Piel fina con hematomas y cicatrización más lenta.

Cuando los corticoides se administran por medio de la inhalación, pueden producirse efectos secundarios, tales como:

  • Infección por hongos en la boca conocida como candidiasis oral;
  • Ronquera;
  • Irritación de la boca y la garganta.

Los corticoides también están disponibles en forma de cremas y otros productos cosméticos para la aplicación tópica en la piel. Los efectos secundarios relacionados con esta forma de aplicación incluyen:

  • Piel más fina en la región;
  • Enrojecimiento;
  • Desarrollo de acné.

Las inyecciones de corticoides sólo son indicadas por el médico en momentos de extrema necesidad y se limitan a la aplicación de un máximo de 3 o 4 dosis al año. En el caso de los corticosteroides inyectables, pueden observarse algunos efectos adversos, tales como:

  • Piel tonificada;
  • Palidez en la región de aplicación;
  • Enrojecimiento de la cara;
  • Insomnio;
  • Aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

Cuidado

Para evitar los efectos secundarios peligrosos por los cuales el corticoide hace mal, hay algunas precauciones que se pueden tomar.

1. Límite de la dosis

Es posible obtener los beneficios del mismo medicamento con dosis bajas. Así, trate de disminuir las dosis lentamente o iniciar el tratamiento con dosis más bajas. También es posible solución es utilizar los corticoides en días alternos en lugar de tomarlos todos los días.

2. Prefiere los corticoides inhalados

Este tipo de administración es útil para aquellos que sufren de inflamación en el sistema respiratorio, por ejemplo. Cuando usamos medicamentos por vía oral, por lo general, él entra en contacto con todo el organismo, pudiendo causar más efectos secundarios. Al utilizar un corticoide inalável, usted garantiza que el medicamento va a llegar directamente a los pulmones, sin entrar en contacto con otros órganos, reduciendo drásticamente la posibilidad de efectos adversos. Siempre que sea posible, cambie los comprimidos de corticoides inhalados.

3. La interrupción del tratamiento

Cuando haya terminado o necesita interrumpir el tratamiento con corticoides, durante la gestación, por ejemplo, continúa con el seguimiento médico. Esto porque el uso prolongado de corticoides puede hacer que sus glándulas suprarrenais producen menos hormonas esteroides naturales que antes debido a la influencia del medicamento.

Una estrategia que suele funcionar es disminuir las dosis poco a poco para dar tiempo a que las glándulas suprarrenais vuelvan a funcionar normalmente. Además, cuando la dosis se reduce drásticamente, usted puede sentir fatiga, dolor en el cuerpo y mareos.

4. No use en el embarazo

Los corticoides pueden causar daños al feto en desarrollo. Por este motivo, el médico deberá disminuir drásticamente las dosis del corticoide o eliminar por completo y sugerir un tratamiento alternativo durante los meses de gestación y de lactancia.

5. Considere el uso de

Los efectos secundarios de los corticoides pueden ser desagradables y muchas veces perjudiciales para la salud. Sin embargo, en algunos casos de inflamaciones y enfermedades graves, sus beneficios son más pronunciados que los de sus riesgos. Así, el uso frecuente de corticoides debe ser una decisión conjunta entre usted y su médico para hacer lo que sea mejor para tu salud como un todo.

Consejos

Otro modo de reducir al mínimo los efectos secundarios es a través de una dieta saludable y la práctica de ejercicios físicos.

Mantener el peso y practicar actividades físicas es esencial para evitar la hinchazón y el aumento de peso además de fortalecer los huesos y los músculos al moverse.

En el caso de aquellos que sufren de artritis reumatoide, existen algunas limitaciones físicas, pero hable con un profesional de la educación física para que te indique los ejercicios que causen menos impacto en las articulaciones.

Pulgares de los consejos?

Referencias adicionales:

Usted ya había oído hablar de que el corticoide hace mal cuando se usa en exceso o en determinadas ocasiones? Ya sentía los efectos secundarios al usar un medicamento de esos? Un comentario a continuación!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas (5 votos, media: 4,40 5)

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.