Salud

Cómo es el Proceso de Ganancia de Masa Muscular en el Cuerpo?

Entrenadores personales y profesionales de la educación física y pasan con frecuencia horas leyendo artículos y haciendo investigaciones sobre nuevos programas de capacitación e ideas de ejercicios para el aumento de masa muscular. Sin embargo, mucho por causa de su complejidad fisiológica, pocos profesionales están tan bien informados de cómo los músculos se adaptan y crecen basado en el aumento progresivo de la carga exigente de los ejercicios.

En realidad, el músculo esquelético es el tejido más adaptable del cuerpo humano y la hipertrofia muscular (aumento de tamaño) es un tema muy investigado, aún que considera una amplia área de investigación. Este artículo proporcionará una pequeña actualización sobre algunas desconcertantes cambios celulares que ocurren llevando a la ganancia de masa muscular, conocida como la teoría de la hipertrofia de la célula vía satélite.

Estrés muscular: la Activación de las células satélite

Cuando los músculos son sometidos a un entrenamiento intensivo, como en una sesión de entrenamiento de resistencia, se produce un estrés en las fibras musculares que se llama en la literatura de estrés o lesión muscular. Esa ruptura de la célula muscular activa las células satélite, las cuales están ubicadas en el exterior de las fibras musculares entre la lámina basal (membrana basal) y la membrana plasmática (sarcolema de las fibras musculares para difundir al lugar de la lesión (Charge and Rudnicki 2004).

En definitiva, un esfuerzo biológico para reparar o reemplazar el daño de las fibras musculares comienza con la fusión de las células satelitales y de las fibras musculares, a menudo llevando al aumento de la fibra muscular o hipertrofia. Las células satélite, que solo tienen un núcleo y pueden replicarse a través de la división. Así que las células satélite se multiplican, algunas siguen como orgánulos en la fibra muscular, la mayoría se diferencia de las células en proceso vieron células maduras) y se fusiona con las fibras musculares, para formar nuevas proteínas musculares (o contienen) y/o reparar las fibras excoriadas.

De esta forma, estas contienen los músculos irán aumentando en grosor y en cantidad. Tras la fusión con la fibra muscular, algunas células satélite sirven como fuente de nuevos núcleos para complementar las fibras musculares en crecimiento. Con estos núcleos adicionales, las fibras musculares pueden sintetizar más proteínas y crear más miofilamentos, conocidos como la actina y la miosina, en las células musculares esqueléticas.

Es interesante notar que grandes números de células satélite se encuentran asociados en fibras musculares de baja contracción, en comparación con las fibras musculares de alta contracción dentro del mismo músculo, mientras que ellos están pasando regularmente por un mantenimiento celular debido a las actividades diarias.

Factores de ganancia de masa muscular

Los factores de crecimiento son las hormonas y compuestos en forma de hormonas que estimulan a las células satelitales que producen las ganancias en el tamaño de la fibra muscular. Estos factores han demostrado afectar el crecimiento muscular a través de la regulación de la actividad de la célula vía satélite. Factor de crecimiento hepatócito (HGF) es el regulador principal de la actividad de la célula vía satélite. Él ya ha demostrado ser el factor activo en los músculos lesionados y pueden también ser responsables de causar la migración de las células satelitales para la zona de la lesión muscular (Charge y Rudnicki 2004).

Factor de crecimiento fibroblástico (FGF) es otro importante factor de crecimiento en la reparación muscular después del ejercicio. El papel del FGF puede ser el de la revascularización (formación de nuevos capilares sanguíneos) durante la regeneración muscular (Charge y Rudnicki 2004).

Una gran cantidad de investigación se ha centrado en el papel del factor de crecimiento bajo la forma de la insulina-I y II (IGFs) en la ganancia de masa muscular. Los IGFs tienen un papel central en la regulación de la cantidad de crecimiento de la masa muscular, promoviendo cambios en el ADN para la síntesis proteica, y promoviendo la reparación de las células musculares.

La insulina también estimula el aumento de la masa muscular, acentuando la síntesis proteica, lo que facilita la entrada de glucosa en las células. Las células satelitales utilizan la glucosa como sustrato energético, posibilitando así, las actividades de crecimiento muscular. Y la glucosa también se utiliza para las necesidades intramusculares.

La hormona de crecimiento también es altamente reconocido por su papel en la ganancia de masa muscular. El ejercicio de resistencia estimula la liberación de hormona de crecimiento por la glándula pituitaria anterior, siendo los niveles de liberación muy dependientes de la intensidad del ejercicio. La hormona del crecimiento ayuda a la polla el metabolismo de las grasas para uso energético en el proceso de crecimiento muscular. De la misma forma, la hormona del crecimiento estimula la absorción e incorporación de aminoácidos en las proteínas del músculo esquelético.

Por último, la testosterona también afecta a la hipertrofia muscular. Esta hormona puede estimular el crecimiento en la pituitaria, la cual se acentúa la absorción de aminoácidos y la síntesis proteica en el músculo esquelético. Además, la testosterona puede aumentar la presencia de neurotransmisores en el local de la fibra, los cuales pueden ayudar a activar el crecimiento del tejido. Como un esteroide de la testosterona puede interactuar con los receptores nucleares en el ADN, lo que resulta en la síntesis proteica. La testosterona también puede tener algún tipo de efecto regulatorio en las células satelitales.

El aumento de la masa muscular: La escena ‘mayor’

La discusión anterior muestra claramente que el crecimiento muscular es un proceso biológico molecular del celular complejo que implica la interacción de diversas organelas celulares y de factores de crecimiento, que se producen como resultado del ejercicio de resistencia. Sin embargo, algunas aplicaciones importantes necesitan ser resumidas. La ganancia de masa muscular se produce cuando el índice de síntesis de proteína muscular es mayor que el índice de descomposición de la proteína. Ambas, la síntesis y la rotura de las proteínas son controladas por los mecanismos celulares complementarios.

El ejercicio de resistencia puede estimular profundamente la hipertrofia de la célula muscular y un aumento resultante de la fuerza. Sin embargo, el curso de tiempo para esta hipertrofia es relativamente lento, por lo general llevando varias semanas o meses para quedarse aparente (Rasmussen y Phillips, 2003). Interesante es que un único entrenamiento estimula la síntesis proteica en 2-4 horas después del ejercicio, lo que puede permanecer elevado durante un máximo de 24 horas (Rasmussen and Phillips, 2003). Algunos de los factores específicos que influyen en estas adaptaciones son importantes para observar.

Todos los estudios muestran que los hombres y las mujeres responden a los estímulos del entrenamiento de resistencia de manera muy similar. Sin embargo, debido a las diferencias de los géneros en términos de tamaño corporal, composición corporal y los niveles hormonales, el género, tendrá un efecto variable en la extensión de la hipertrofia que una persona pueda desarrollar. También tendrán lugar grandes cambios en la masa muscular en personas con más masa muscular en el inicio del programa de entrenamiento.

El envejecimiento también participa de los cambios celulares en la reducción muscular de la masa muscular existente. Esta pérdida de masa muscular se llama sarcopenia. Afortunadamente, los efectos deteriorantes del envejecimiento en los músculos mostraron estar restringidos o incluso revertidos con ejercicios regulares de resistencia. Lo importante es que el ejercicio de resistencia también mejora la conectividad del tejido alrededor del músculo, de esta manera, siendo beneficioso para la prevención de lesiones y en la terapia de rehabilitación física.

Herencia diferencia de porcentaje y cantidad de los dos tipos de fibras. En humanos, el tipo de fibras cardiovasculares han sido llamadas en momentos diferentes de fibras rojas, tónicas, Tipo I, de baja contracción (ST), o de baja-oxidación (SO). Por el contrario, las fibras del tipo anaerobias han sido llamadas blancas, fásicas, Tipo II, de alta-contracción (FT), o alta-glucólisis (FG). Una subdivisión posterior de las fibras de Tipo II es la LLA (alta-oxidación-glicolítica) y fibras LLB (alta-glucólisis).

Es importante mencionar que los sóleos, un músculo involucrado en mantener la postura y el paso, por lo general contienen de 25% a 40% más de fibras de Tipo I, mientras que el tríceps tiene de 10% a 30% más de fibras de Tipo II que los otros músculos del brazo (Foss y Ketyian, 1998). Las proporciones y el tipo de fibras musculares varían en gran escala entre los adultos. Se sugiere que los nuevos y populares modelos de periodización de entrenamiento, las cuales incluyen las fases de entrenamiento leve, moderada y alta intesidade, sobrecargan de manera satisfactoria los diferentes tipos de fibras musculares del cuerpo, mientras que también proporcionan descanso suficiente para que se produzca la síntesis de proteína.

Resumen de la hipertrofia muscular

El entrenamiento de resistencia lleva al estrés o a la lesión de las proteínas celulares en los músculos. Esto acelera los mensajes de celulares para activan las células satelitales a arrancar eventos en cascada, lo que lleva a una reparación y la ganancia de masa muscular. Diversos factores de crecimiento están involucrados para regular los mecanismos de cambio en el número y tamaño de las proteínas dentro del músculo.

La adaptación del músculo al estrés y la sobrecarga del ejercicio comienza inmediatamente después de cada serie de ejercicio, pero por lo general tarda semanas o meses para que se manifieste físicamente. El tejido más adaptable en el cuerpo humano es el músculo esquelético, y es notablemente reformado después de continuos y cuidadosos programas de capacitación.

Usted se encuentra en la fase de pérdida de grasa corporal, o ya se centra en el aumento de masa muscular? Cómo organiza sus entrenamientos y dietas en la actualidad? Un comentario a continuación.

(9 votos, 4,67 5)

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.