Salud

Cómo Ayudar a Su Hijo con sobrepeso a perder peso

Si para un adulto, en el alto de toda su madurez, ya que puede ser difícil perder peso, imagina a un niño? Además de la dificultad de seguir una dieta disciplinada, existe la complicación de tener que dejar de lado las golosinas que los más nuevos tanto aprecian y que seguramente presenciarão los amiguitos saboreando.

Es por eso que cuando el niño engorde demasiado y la situación se convierte en un problema a punto del médico determinar que ella necesita adelgazar, los padres pasan a tener la gran responsabilidad de guiar al niño en el proceso de transformación.

En realidad, puede parecer difícil cambiar los hábitos, pero es importante tener en cuenta que si esto pueda ser hecho, crecerá con las costumbres de los mejores y probablemente se convertirá en un adulto sano.

Pero, ¿cómo hacer esto? Por dónde empezar a ayudar a mi hijo con sobrepeso a perder peso? Esto es lo que usted otorga a seguir en nuestra lista de consejos y sugerencias.

Trace metas

Las metas que se establecerá en conjunto con el niño deben ser realistas y alcanzables. Comience poco a poco, con objetivos menores, para no dejar a su hijo presionado o incrédulo de que podrá cumplir con el objetivo trazado. Para saber el número exacto, es interesante hablar con el médico acerca de la cantidad exacta que su hijo tiene que perder y cómo dividir esa cantidad a lo largo del tiempo.

Haz un diario de alimentos

10bboaforma

Combine con el niño de mantener un diario de alimentos. Usted puede comprar una libreta lindo para ella, llamativo, con la caricatura o personaje de su preferencia, por ejemplo, o descargar una aplicación que registra la alimentación – como el Contador de Calorías (My Fitness Pal), en caso de que el pequeño ya tiene un smartphone.

Pida también que ella registre los locales en los que se come los alimentos y en compañía de quién hace cada una de sus comidas. Así, además de contar las calorías y saber lo que su hijo consume, usted puede determinar los hábitos alimenticios de él y a identificar cuáles son las comidas más problemáticas que forman parte de su dieta.

Monte una dieta

Así que el médico le aconsejará que su hijo necesita perder peso, pida ayuda para montar el menú de una dieta adecuada. Si es posible, todavía, consulte a un nutricionista. Todo esto para asegurarse de que él emagrecerá de manera saludable, sin dejar de consumir los nutrientes que el organismo necesita para el crecimiento.

La actividad física

Una parte importante del proceso de pérdida de peso es la actividad física. Y los beneficios de los ejercicios van más allá de adelgazamiento, ellos también ayudan a controlar la hipertensión, aumentar el colesterol bueno (HDL) y disminuye el malo (LDL), mejorar la condición cardiovascular y disminuir el riesgo de infartos y accidentes cerebrovasculares.

Con esto en vista, poner la actividad física en la rutina de su hijo no será ventajoso sólo en la pérdida de peso que necesita en el momento, sino también para su salud a largo plazo, en caso de que se mantenga ese hábito.

Usted puede empezar poco a poco, con un ejercicio de 20 a 30 minutos por día. No presione el niño, dejando la desmotivado, pero que encuentre alguna actividad que ella guste de practicar y que sea divertida. Piense en el deporte preferido de él, sugiera una carrera y coloque canciones divertidas durante la sesión de gimnasio.

Vale también practicar la actividad con él, para que el pequeño se sienta bien y sea estimulado a continuar.

Cambie el comportamiento

10aboaforma

No piense en algo que sólo de momento, simplemente para alcanzar determinado objetivo. Considere la reeducación como una solución definitiva para el problema del exceso de peso y algo crucial para cambiar el comportamiento de su hijo.

Trate de identificar cuáles son las costumbres del niño que están impidiendo que él tenga su peso ideal. Come mientras ve la televisión? Disfruta de postres antes del almuerzo o la cena? Es muy sedentario? Gasta la mesada con un montón de regalos? Si es necesario, pida para el nutricionista de hablar con él y explicarle cómo estas actitudes le están haciendo mal y que necesita cambiar.

Dé el ejemplo

10fboaforma

Ponte en el lugar de su hijo. Imagínese que usted tenía que adelgazar, pero que en su casa hubiera comidas de las cuales usted se encuentra impedido de comer, como industrializados o golosinas ricas en azúcar, grasa o carbohidratos. Si usted ya es difícil, solo pensar en el sacrificio que esto puede convertirse a su hijo?

Siendo así, empieza dando el ejemplo en la despensa de la familia, evitando comprar estas comidas y dando lugar a formas de alimentación más saludables. También determine horarios exactos para la realización de las comidas, si puede, respete la regla de comer cada tres horas, y haga cuestión de poner legumbres y verduras en el menú.

Así, además del niño que necesita adelgazar, toda la familia pasará a tener hábitos más saludables.

La cuestión de los programas de pérdida de peso

En Caso de que sus esfuerzos en el hogar y su supervisión no están siendo suficientes y su hijo aún no ha conseguido adelgazar la cantidad que necesita, una salida puede ser la participación en un programa específico de pérdida de peso.

10eboaforma

Antes de tomar una decisión definitiva, hable con el médico que cuida de un niño acerca de la posibilidad y tenga en cuenta algunos aspectos antes de elegir un programa en especial, como:

  • Los profesionales detrás del programa: Un buen programa de pérdida de peso sin duda aporta un enfoque multidisciplinario para el proceso de adelgazamiento y ofrece una serie de profesionales, como nutricionista, profesional de la educación física, pediatra y/o médico de familia, psiquiatra y/o psicólogo.
  • Evaluación y seguimiento médico: También es fundamental que antes de unirse al programa de la salud, el peso y el proceso de crecimiento de su hijo sean evaluados por un médico. Además, es importante que durante este programa el niño sea acompañado en estos mismos aspectos y tenga la salud del corazón examinada regularmente.
  • Enfoque en la familia: Más que un número, que simplemente la pérdida de una determinada cantidad de peso, el programa debe enfocarse en los hábitos del niño y de la familia, teniendo en vista la reeducación alimentaria de todos, para que los resultados sean permanentes.
  • Adaptación a las necesidades de su niño: Otro factor esencial es asegurarse de que el programa se adapta a las necesidades específicas de su hijo. Si él tiene ocho años de edad, lo que serviría para un adulto no servirá para él ni lo que podría ser aplicado a un adolescente o a un niño de cuatro años, por ejemplo.
  • Promoción de cambio de comportamiento: Compruebe si el tal programa alienta y estimula el cambio de comportamiento por parte de su hijo, en relación a actitudes no saludables y a elegir las mejores opciones de alimentos, para que así los resultados sean efectivamente para el resto de la vida.
  • Programa de mantenimiento: Comprueba también si la empresa ofrece algún tipo de programa de mantenimiento o apoyo que pueda contribuir con la continuidad de los hábitos saludables en la vida del niño o la oferta de soporte, en caso de engorda de nuevo o que tenga dificultad para continuar con las nuevas costumbres.

Y la cirugía de reducción de estómago?

10dboaforma

A pesar de no ser tan común la realización de la cirugía de reducción de estómago para tratar el exceso de peso en niños, casos que no pueden ser solucionados clínicamente, que están relacionados con enfermedades como la hipertensión y la diabetes del tipo 2 y en el que el niño corre riesgo de vida, el procedimiento es recomendado, informa el cirujano bariátrico y Presidente de la Sociedad Brasileña de Cirugía Bariátrica y Metabólica, Ricardo Cohen.

El cirujano también explicó que la operación se realiza sólo en el último caso que requiere de cuidados especiales de un equipo médico multidisciplinar.

En 2011, un muchacho indio de 10 años que había llegado a pesar de 127 kg fue enviado a la reducción del estómago y logró llegar a la edad de 69 kg.

Ya en 2010, un niño saudí de sólo dos años de edad y con un Índice de Masa Corporal (IMC) en el 41, que representa la obesidad mórbida, hizo el procedimiento, siendo la persona más joven del mundo en los que la cirugía fue realizada. Dos años después de la operación, el niño consiguió disminuir el IMC para 24, clasificado como normal. El hecho fue divulgado solamente en 2013.

Su hijo está muy por encima del peso en la actualidad? Lo que usted ha hecho para tratar de cambiar esta situación? Él también siente ganas de cambiar su peso? Un comentario a continuación.

(6 votos, media: 4,33 5)

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.