Salud

6 Ideas de Aperitivos Light para Llevar a la Playa o al Parque

El verano está aquí y junto con él llegaron también las vacaciones de los niños, los jóvenes y también de muchos trabajadores. Época en la que solemos relajarse, pasar un momento delicioso con los familiares y amigos, viajar y pasear bastante.

Y en medio de toda esta programación, es normal que en un momento u otro el hambre golpea y el grupo especial resuelva parar para hacer un aperitivo. Sin embargo, si pensamos en las opciones de alimentos que lugares muy frecuentados durante las vacaciones como las playas y parques ofrecen, vamos a llegar a la conclusión de cómo es difícil encontrar refrescos light y saludables.

Tiene helado, salado, hamburguesa, refresco, chocolate, pastel, pizza, pan de queso… Y todo lo que te imaginas que no ayuda mucho – o nada – a mantener la línea en la dieta. Por eso, una táctica importante es llevar a sus refrescos light de casa para los paseos y no correr el riesgo de caer en la tentación de comer algo que no vaya a hacer mucho bien a la salud y a la buena forma.

Para no perderse a la hora de preparar su marmitinha, hemos hecho una lista con ideas de aperitivos light que se puede llevar en el bolso o mochila cuando vaya a la playa, el parque o cualquier otro viaje en estas vacaciones de verano. Echa un vistazo a continuación:

1. Frutas

Esta alternativa es interesante para quien no tiene mucho tiempo de preparar un sándwich o una ensalada, por ejemplo. Después de todo, es sólo separar la fruta, lavar bien y guardar en un frasco pequeño, que su aperitivo light ya está listo.

Y hay varias opciones. Tiene la manzana, que es fuente de fibra, un nutriente que ayuda a promover la sensación de saciedad en el organismo, vitamina C y calcio y tiene 110 calorías por unidad de tamaño grande.

Otra opción es el plátano, que proporciona nutrientes como potasio, fibra, magnesio, vitamina A y vitamina C. Una banana mediana tiene 105 calorías. Hay fresas, que con 33 calorías por cada 100 g, ofrece fibra, vitamina C, magnesio y calcio al organismo.

En fin, las posibilidades son diversas, sólo tienes que elegir la que más te guste y llevar a la excursión para alimentar de forma saludable a la hora en que el hambre golpear.

2. Sándwich de ensalada griega

Este sándwich trae sólo 286 calorías y está hecho con ingredientes como lechuga, pimiento y pepino. Echa un vistazo a la receta, que rinde cuatro porciones, de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • 1 taza de lechuga romana en porciones;
  • 85 g de queso feta arrugado;
  • 1 taza de pepino rebanado;
  • 1 taza de pimiento rojo;
  • 1 taza de pimiento verde;
  • ¼ De taza de cebolla roja en rodajas;
  • 2 cucharadas de salsinhas en pedacitos;
  • 2 cucharadas de jugo de limón;
  • 1 cucharada de azeita de oliva virgen extra;
  • 1 cucharadita de orégano;
  • Sal a gusto;
  • Pimienta a gusto;
  • 4 unidades de pan de pita.

Modo de preparación:

  1. Mezclar la lechuga romana, el queso, el pepino, los pimientos, la cebolla, y el perejil en un recipiente. Suavemente, mezclar con las manos para que los ingredientes queden bien juntinhos;
  2. Unirse, en otro recipiente, el jugo de limón, el aceite de oliva y el orégano y mezclar bien. Agregar la sal y la pimienta a gusto;
  3. Unir el aliño de la ensalada y poner como relleno en los panes.

3. Galletas integrales

Esta alternativa es interesante sobre todo para aquellos que tienen niños pequeños que vieron la cara de las frutas, ensaladas y otros refrescos light. Incluso las galletas integrales dulces proporcionan más fibra que los tradicionales, además de traer saciedad al cuerpo, ayudan al funcionamiento del intestino.

Con esto, los niños estarán llenos más rápido y correrán menor riesgo de querer si empanturrar con dulces y golosinas, que son calóricos y no apoyan a nadie.

4. Ensalada rápida de lechuga, remolacha y zanahoria

Otra opción de refrescos light y saludables para los paseos son las ensaladas. El ejemplo que traemos es una ensalada hecha con lechuga, remolacha, zanahoria y queso, con salsa de crema de leche light, que no tarda mucho en estar lista. Mira cómo prepararla a continuación:

Ingredientes:

  • 300 g de lechuga;
  • 1 zanahoria grande rallada;
  • 1 remolacha rallada;
  • 100 g de queso mozzarella light cortada en pequeños trozos;
  • 1 caja de 200 g de crema de leche light;
  • 2 cucharadas de jugo de limón;
  • Sal a gusto.

Modo de preparación:

  1. Picar las hojas de lechuga, rasgando con las manos. Distribuirla en un tazón grande;
  2. Agregar la zanahoria, la remolacha y la mozzarella encima de la lechuga;
  3. Mezclar la crema de leche, el jugo de limón y la sal hasta obtener una salsa homogénea y servir en la ensalada.

La ensalada rinde seis porciones, con aproximadamente 118 calorías en cada una de ellas.

5. Sándwich natural con mango y tomate

Para aquellos que disfrutan de la combinación de dulce y salado, que vale la pena probar este sándwich natural que lleva mango, tomate, rúcula y cebolla de verdeo. Él rinde cuatro porciones, con 165 calorías en cada una. Aprende cómo preparar la siguiente:

Ingredientes:

  • 2 unidades de pan sin levadura;
  • 110 g de cream cheese light;
  • 4 cucharadas de cebollino picado;
  • 12 g de tomate seco;
  • 64 g de kani kama (bastón hecho de carne de pescado, con sabor similar al cangrejo, típico del Japón);
  • 20 g de rúcula;
  • La manga.

Modo de preparación:

  1. Pelar el mango y cortar en pedazos pequeños;
  2. Mezclar la cebolleta y el cream cheese. Abrir los panes sin cortar totalmente, y pasar la mezcla a una de las partes de cada pan;
  3. Distribuir también los trozos de mango, los kanis, la rúcula y el tomate seco en los panes;
  4. Enrollar cada pan en forma de arrollado y cortar los dos por la mitad, resultando en cuatro bocadillos.

6. Tapioca de verdura, ricota y huevos revueltos

Otra opción de merienda saludable es la tapioca, que puede ser light dependiendo del relleno elegido. Aprende cómo hacer esta tapioca de verdura, ricota y huevos revueltos. La receta rinde cinco porciones, con 239 calorías en cada una de ellas.

Ingredientes:

  • 250 g de goma de mandioca;
  • ½ Cucharada de crema de verdura sin sal;
  • 2 huevos;
  • 1 ½ cucharadas de aceitunas negras light cortada en pedacitos;
  • 50 g de queso ricotta casero;
  • ¼ De taza de tomate maduro y limpio;
  • Sal;
  • ¼ De taza de cebolla cortada en pedacitos;
  • ½ Cucharada de aceite de oliva;
  • ¼ De pimiento rojo.

Modo de preparación:

  1. Limpiar todas las verduras. Picar el tomate y el pimiento. Sofreír la cebolla, el tomate, el pimiento y las aceitunas en aceite de oliva;
  2. Agregar los huevos y revolver. Después de cocidos, agregar la ricota, mezclar y dejar en la sartén durante dos minutos. Retirar de la olla y reservar;
  3. Tamizar la goma de mandioca. Durante el proceso, agregar sal;
  4. Calentar una sartén antiadherente y poner la goma de mandioca, como si fuera un panqueque;
  5. Cuando ella desgrudar de la sartén, vuelta y, después de unos segundos, colocar el relleno de tres cucharadas de sopa y los huevos revueltos y doblar. Repetir el procedimiento para las cuatro partes siguientes.

¿Qué opinas de estas ideas de aperitivos light para sus vacaciones de verano? Se tiene esa costumbre de llevar a sus bocadillos de casa o consume en el lugar? Un comentario a continuación!

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.