Salud

12 Maneras de Eliminar el Estrés en el Trabajo

El estrés en el trabajo es uno de los mayores problemas de la sociedad actual, causando el aumento de los índices de diversas enfermedades, así como el aumento de los trastornos psicológicos, entre ellos la ansiedad y la depresión.

De acuerdo con la Seguridad Social, en la actualidad, el estrés en el ambiente de trabajo es considerado como el tercer motivo que más provoca la separación por más de 15 días y la estimación es que para el año 2020 el estrés pase a ser el primer motivo para faltas y separaciones.

Con el aumento de la competitividad, hace una búsqueda cada vez mayor de profesionales que puedan trabajar muchas horas seguidas y que puedan cumplir con metas cada vez más audaces y agresivas. Existen diversos factores relacionados con el aumento del estrés en el trabalgo, entre ellos están los bajos salarios ofrecidos, las largas jornadas de trabajo, pocas perspectivas de crecimiento y desarrollo profesional, exceso de rutina en las actividades, los cobros y metas muy agresivas y el exceso de carga, entre otros.

Por desgracia, la presión sufrida por estos profesionales dentro de las empresas es enorme, causando síntomas como irritabilidad, pérdida de concentración, descontrol emocional, cambios de humor, además de los problemas físicos que se producen en función de esta sobrecarga en el trabajo, entre ellos síntomas de dolores de cabeza, dolores de estómago, insomnio, aumento de la presión arterial, baja inmunidad, entre otros.

Cómo lidiar con el estrés en el trabajo?

Tratar de cambiar el mercado de trabajo no es la mejor solución, ya que muchas de estas empresas no están preocupados por el exceso de cargos y horas de trabajo de sus empleados. Es necesario, por tanto, que exista un plan de acción individual para reducir las presiones diarias y constantes en el trabajo y para manejar de la mejor forma posible con todas las exigencias profesionales.

Conozca, a continuación, 12 maneras de eliminar el estrés en el trabajo y aprenda a manejar mejor su vida profesional para que usted tenga una mejor calidad de vida:

1. Respire profundamente

Esta sugerencia parece ser muy simple, pero puede traer muchos beneficios para mejorar la salud física y mental. La respiración ayuda a promover la relajación, el aumento de la calma y la tranquilidad, además de estimular el adecuado consumo de energía en el organismo. La práctica de ejercicios físicos y también de técnicas de meditación que ayuda a estimular la conciencia corporal en relación a la respiración adecuada.

A lo largo del día, busque por lo menos 5 minutos para relajarse y respirar profundamente. Elige un lugar más tranquilo, donde nadie le pueda detener. Cierra los ojos y tire el aire profundamente, llenando los pulmones, buscando hacer esto de forma lenta. Mantenga un poco y suelte el aire lentamente. Repita este proceso durante unos minutos hasta que se sienta más tranquilo.

2. Que duermas bien

El exceso de estrés puede causar trastornos del sueño y aumentar el cansancio, la fatiga mental y la pérdida de productividad. Durante el sueño, el organismo realiza diferentes funciones que ayudan en el mantenimiento y en la mejora de la salud. La calidad del sueño es fundamental para asegurar un cuerpo y una mente saludables, ayudando también en la reducción del estrés.

Diversos estudios han demostrado que las personas con problemas para dormir o duermen pocas horas al día tienen mayor incidencia de enfermedades y también tienen mayores tasas de estrés.

Crear un ambiente saludable para dormir que sea más silencioso y que tenga menos claridad. También trata de evitar actividades estresantes en el período de la noche, lo que garantiza que usted esté más relajado al acostarse. Lo ideal es mantener una rutina de por lo menos 8 horas de sueño por noche. Así mismo, recuerde que la calidad del sueño es tan importante como la cantidad de horas.

3. Planifique siempre el día siguiente

Una de las situaciones que más causan estrés en el ambiente de trabajo es la falta de organización y de planificación. Realizar las actividades de forma aleatoria y sin control puede generar mucho estrés, además de causar problemas relativos al cumplimiento de las metas y a la búsqueda de resultados y generar trastornos en las relaciones con otros profesionales que trabajen en el mismo entorno.

Un truco muy sencillo es conseguir organizar una lista de tareas para el día siguiente. De esta forma, usted podrá aliviar su mente, que quedará menos que cargar con tanta información, además de ayudar en la planificación de los horarios y de los recursos necesarios para cada actividad.

4. Haz pequeñas pausas a lo largo del día

Todavía hay una cultura de que trabajar durante muchas horas seguidas es sinónimo de productividad. Diversos estudios han demostrado que realizar pequeñas pausas a lo largo del día puede aliviar bastante el estrés en el trabajo y también ayudar a mejorar la concentración y el enfoque para realizar cada actividad.

Crear una rutina de trabajo que combine un período de tiempo para cada tarea, de forma que mantenga la concentración, con un pequeño periodo de descanso. Un ejemplo de este tipo de rutina puede ser trabajar durante 90 minutos seguidos, sin descanso, y, a continuación, hacer una parada de 10 a 15 minutos antes de volver.

5. Aprende a decir no

Entre las muchas cuestiones que pueden causar estrés en el trabajo, está el exceso de situaciones de urgencia a resolverse y el exceso de interrupciones. Aprenda a manejar las situaciones del día a día, dejando claro a las personas que usted está ocupado y que puede responder a las solicitudes en el momento más adecuado.

Además, aprender a hablar no ayuda mucho a reducir el estrés. Saber evaluar si los requisitos y las tareas están de acuerdo con sus prioridades. Dile que no puede asumir un determinado compromiso, de hecho, esto le lía y, en caso de que sea necesario para cumplir lo que ha pasado, evalúe la posibilidad de delegar algunas actividades.

6. Crea una lista de tareas y prioridades

Estar desorganizado en el trabajo puede generar mucha ansiedad y aumentar el estrés de forma considerable. Tenga a mano una agenda para poner todas las tareas del día y elección de las prioridades. Centrarse en las actividades que le ayudarán a alcanzar sus metas personales y profesionales.

Otro consejo importante es buscar dividir sus proyectos en pequeños pasos. De esta forma, te das cuenta de que está evolucionando constantemente y siempre estará motivado en ver su realización en las actividades que realiza todos los días.

7. Haga actividades físicas regularmente

Cuando las personas están muy ocupadas y llenas de compromisos, tienden a olvidarse de cuidar de la propia salud, dejando de tener una alimentación saludable y no realizando actividades que puedan contribuir para el bienestar físico y mental.

Estar bien físicamente puede contribuir mucho para el control del estrés, ayudando también a aumentar la energía y disposición, además de ayudar en la liberación de diversas hormonas relacionadas con el buen humor.

Añada en su rutina unos minutos al día para hacer una actividad física. Lo ideal es que se haga ejercicio por lo menos 30 minutos 3 días a la semana. Si tienes una vida sedentaria, comience con pequeñas caminatas al aire libre y vaya aumentando la intensidad de las actividades con el pasar del tiempo.

Las actividades aeróbicas son las más recomendadas, como la caminata, la carrera, el ciclismo, así como de los deportes colectivos, entre ellos el fútbol y el voleibol. La musculación y gimnasia localizada también son buenas opciones para aliviar el estrés, mejorar su estado físico y garantizar una vida más saludable.

8. Coma alimentos más saludables

Así como los ejercicios físicos pueden ayudar a mejorar la salud y reducir el estrés en el trabajo, muchos de los alimentos que también pueden contribuir para el bienestar físico y mental. Haga comidas pequeñas a lo largo del día con variedades de alimentos como frutas, legumbres, verduras, carnes magras y carbohidratos integrales.

Evite los alimentos ricos en grasas y azúcares, ya que estos pueden interferir en la liberación de las hormonas saludables y aumente la ingesta de líquidos para ayudar a la hidratación corporal y promover mejor la concentración y el enfoque.

9. Comience su día de la manera correcta

Es posible darse cuenta de que en los días en que se levanta tarde y sale a toda prisa para el trabajo, su día está más estresante y menos productivo. Comience el día de la manera correcta. Busque levantar más temprano, hacer un desayuno saludable, organice con calma sus materiales y sus actividades.

De esta forma, se llega al trabajo en el horario correcto y ya preparado para empezar bien el día. Si te las arreglas para realizar alguna actividad física por la mañana o por alguna actividad de relajación, usted también notará que estará más dispuesto y más centrado.

10. Evite el perfeccionismo

Tratar de hacer el mejor siempre es de una calidad realmente valiosa. Sin embargo, cuando dejamos que el perfeccionismo tomar cuenta de nuestras actividades, esto puede causar un aumento significativo en el estrés en el trabajo, ya que la percepción personal aumenta y también estaremos llevando mucho más tiempo para ver los resultados de nuestras actividades.

Coloque pequeños límites para la liberación de su trabajo, estableciendo fechas de entrega para sí mismo o para otras personas. De esta manera usted será obligado a cumplir con las actividades y entregarlos a pesar de que no estén perfectas. Nótese que una idea buena puesta en práctica es mejor que muchas ideas sensacionales que no salen nunca del papel.

11. Acepte el hecho de que no se puede controlar todo.

Hay muchas situaciones en las que tratamos de cambiar la expectativa de tener resultados diferentes. Sin embargo, muchas de ellas no están totalmente a nuestro control y acabamos creando una ansiedad y un estrés innecesario en la búsqueda de soluciones. Para cada reto y obstáculo que surja en el camino, considera que su real participación y comprobar cuáles son las actividades que dependen exclusivamente de usted.

Enfóquese en estas actividades en primer lugar, y para todas las otras en las que se depende de alguien, analice si vale la pena o no preocuparse. Usted se dará cuenta con el tiempo que buena parte de los problemas que generan estrés en el trabajo no están bajo nuestro control y, de esta forma, se podrá aceptar y sentirse menos ansioso en tener resultados diferentes.

12. Crear buenas relaciones en el trabajo

Las situaciones de estrés en el ambiente de trabajo son numerosas y buena parte de ellas podría ser evitado si hubiésemos sabido comunicarnos y relacionarnos con las personas que conviven en el mismo entorno. Trato de escuchar más a sus compañeros de trabajo, trate de mantener un contacto más personal y aprenda a crear estrategias para facilitar los procesos que involucran las actividades realizadas en conjunto.

Así, cuando existe alguna situación más tensa a ser resuelta, las personas involucradas estarán más receptivos para negociar y para amenizar la situación en la búsqueda de un objetivo en común.

Usted es una persona que convive mucho con el estrés en el trabajo? El que piensa que puede cambiar en su día a día para combatir esto? Un comentario a continuación!

(8 votos, 4,75 5)

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.