Dieta

10 Consejos de Programa Medida Correcta Para Adelgazar

En el marco de la Medida Correcta del Fantástico comenzó en 2011 y ha sido un éxito desde entonces. Los primeros “participantes” fueron los presentadores de la Zeca Camargo y Renata Ceribelli, que estaban muy fuera de forma en ese momento. Después de los 90 días de duración del programa, Zeca perdió 12,2 kg de grasa, además de ganar 4,9 kg de masa muscular. Ya Renata Ceribelli eliminó 9,5 kg de grasa y perdió 14 cm de circunferencia abdominal.

Otros famosos pasarían por el marco, como el jugador Ronaldo, el cantante de Preta Gil y el comediante Fábio Porchat. Después de los tres meses, todos ellos han conseguido perder peso con la Medida Correcta (Ronaldo eliminó 17 kg, y Fábio Porchat disminuyó su porcentaje de grasa corporal de 28,5 % a 11,5%).

La buena noticia es que usted también puede utilizar las enseñanzas del programa para eliminar las libras no deseados. Vea los 10 consejos del programa de la Medida Correcta para bajar de peso y mantener la salud a continuación.

1. Cambio en los Hábitos alimenticios

Para adelgazar, todos los participantes de la Medida han tenido que modificar sus hábitos alimenticios. En general, todos ellos tenían en común una vida muy agitada y sin horarios adecuados para alimentarse correctamente, además de una gran frecuencia en los restaurantes y parrillas.

Muchos de ellos se quedaban horas sin alimento, por lo que sólo aumentaba la probabilidad de comer exageradamente en la siguiente comida. Otros, como el jugador Ronaldo, consumían carne, fritos y dulces en exceso. Y ninguno de ellos ingería una cantidad razonable de frutas y verduras durante el día.

Por lo tanto, para alcanzar el peso adecuado, todos entendieron que tenían que modificar sus hábitos, y no sólo entrar en la dieta y cortar calorías. Además de limitar el consumo de alimentos nocivos, era importante volver a programar el cuerpo, de manera de incorporar hábitos saludables.

Lamentablemente, no hay milagro: para adelgazar, es necesario identificar en primer lugar los factores que llevaron al exceso de peso, y luego tratar de resolverlos uno a uno. Dietas milagrosas que emagrecem, pero traen junto con el efecto acordeón y siempre en perjuicio de la salud en el largo plazo.

El camino para adelgazar con salud implica el esfuerzo personal, el reconocimiento de sus errores y aciertos, y una modificación en la dieta. No se trata solamente de prohibir este o aquel alimento, sino de reorganizar su alimentación y hacer los cambios que usted pueda mantener para toda la vida.

2. La Actividad Física Diaria

Además de cuidar la alimentación, para adelgazar es fundamental practicar con regularidad una actividad física. Puede ser la gimnasia en el gimnasio, correr, andar en bicicleta, a pie, no importa: lo importante es moverse, por lo menos 40 minutos, cinco veces por semana.

Para quien no vive cerca de ninguna academia o está sin condiciones para pagar la mensualidad, no tiene excusa: hacer estiramientos y salga a caminar. Cuando esté bien acondicionado, usted puede comenzar a dar pequeños bromas y en breve podrás estar corriendo.

Si usted está muy por encima del peso, la natación puede ser una muy buena sugerencia, ya que además de ayudar a adelgazar, no causa impacto en las articulaciones, disminución de los dolores.

Durante todo el tiempo en el que participaron de la Medida Correcta, todos los integrantes tuvieron el acompañamiento del preparador físico Marcio Atalla. Bueno, la primera cosa que usted piensa es: “pero entonces es fácil, con un entrenador personal hasta yo puedo. Pero sólo que yo no puedo pagar uno.”

Sí y no. La presencia de un profesional a su lado ayuda al practicante a motivar y a mantener la regularidad de la actividad, pero por sí sola no es garantía de éxito. El esfuerzo que hace es usted, no hay manera. Y, la verdad sea dicha, para caminar no es necesario un entrenador personal. Ni para subir las escaleras del edificio o piso de la tienda hasta el puesto más lejano, donde estará su coche.

3. Comer de 3 en 3 horas

Permanecer largos períodos sin alimentos tiene un efecto contrario a lo imaginado. Usted cree que está emagrecendo, pero en realidad lo que ocurre es lo siguiente: cuando el cuerpo se da cuenta de que hay menos energía (alimento) disponible, la primera cosa que hace es entrar en el modo “supervivencia”. O sea, se reduce el gasto calórico, para ahorrar energía, y pasa a dirigir todo lo que entra. Esto simplemente significa que tu metabolismo se hace más lento, y se pasa a abastecerse de todo lo que come. Además de no adelgazar, usted todavía está sin energía para realizar sus actividades y termina desistiendo en poco tiempo de seguir la dieta.

Para evitar este efecto, coma de 3 en 3 horas, incluyendo siempre una fuente de proteína en todas las comidas. Las proteínas tienen una digestión más lenta, y por lo tanto irán prolongar la sensación de saciedad por más tiempo.

4. Beber Agua

Todos los participantes de la Medida Correcta recibieron la recomendación de beber al menos 2 litros de agua al día, todos los días. El agua es esencial para todos los procesos de nuestro organismo, y para adelgazar, es fundamental que usted esté bien hidratado. Cuando usted se ejercita, por ejemplo, el agua ayuda a mantener la contracción adecuada de los músculos, actuando también en la lubricación de las articulaciones.

El proceso de quema de calorías necesita agua para producir eficientemente. O sea, un poco de agua es igual a una menor quema de grasas. Además, este proceso genera toxinas, que necesitan agua para ser eliminadas del organismo.

Una alimentación adecuada requiere de muchas fibras, pero si ellas no tienen agua para absorber, pueden causar estreñimiento.

Sólo evite beber agua u otros líquidos durante la comida, ya que a pesar de que ayude en la sensación de saciedad, puede diluir el jugo gástrico y causar una sensación de estufamento.

5. No comer la cena, justo antes de dormir

Intente siempre que sea posible hacer su última comida de tres horas antes de acostarse para dormir, y la elección de alimentos ligeros y saludables. Además de la acidez y el insomnio, hacer una gran comida por la noche puede dificultar la pérdida de peso, ya que el metabolismo es más lento y se quedará sin moverse por más de 8 horas.

Ya decía el refrán que nuestro café de la mañana debe ser de rey y nuestra cena de mendigo. Porque la afirmación está más que correcta, ya que la mañana es la parte del día en el que nuestro metabolismo está más alto, además de que aún nos queda todo el día para utilizar la energía consumida.

No se trata de afirmar que comer por la noche engorda más que comer en la mañana, pero sí de hacer las mejores opciones y optar por consumir la mayor parte de sus calorías durante el día. Sin contar, por supuesto, que muchas personas dejan de comer por la noche lo que evitaron valientemente todo el día, como caramelos y otras golosinas.

6. Comer 3 frutas por día

Además de numerosos nutrientes, las frutas son ricas en fibra, que te ayudará a mantener la sensación de saciedad por más tiempo. Además, las frutas tienen un alto contenido de agua, lo que lo dejará satisfecho con menos calorías.

Debido a sus fibras, las frutas mejoran el funcionamiento intestinal, ayudando en la eliminación de las toxinas y reduce las inflamaciones. Y uno de los grandes beneficios de las frutas, ayudan a disminuir las ganas de comer dulces, ya que tienen fructosa, un azúcar natural.

7. Evitar freír y dulces

A pesar de ser el consejo más obvio de la Medida Correcta para adelgazar, esta puede ser la más difícil. Las frituras están por todo el lugar, y casi todo el mundo tiene ganas de comer dulce después de las comidas o antes de dormir.

El problema con los dulces y los alimentos fritos es que, además de no traer beneficios a la salud, aún no se dejan saciado. Usted come un dulce y luego quiere comer más, y no puede salir del ciclo vicioso.

Para disminuir las ganas de comer dulces, prueba a no decirse a sí mismo que está prohibido comer. Esto sólo aumentará su voluntad y dejará cada vez más rehén del azúcar. Una sugerencia es cambiar el dulce por una fruta, y se permite comer un dulcito en una ocasión especial, o en el fin de semana.

En cuanto a las frituras, prueba a cambiarlas por las carnes y pescados a la parrilla, con condimentos naturales y un poquito de aceite de oliva. Verás que el sabor se mantiene y las calorías serán mucho menores.

8. Comer Despacio

El presentador José Camargo afirma en uno de los episodios de la Medida que se acostumbra a comer con prisa, casi todos los días por la mañana. Además de perjudicar a la digestión, comer demasiado rápido no te deja saciado. Uno de los motivos es que nuestro cerebro tarda al menos 20 minutos para recibir el mensaje de que hemos comido lo suficiente y que estamos satisfechos.

Cuando comemos muy rápido, fácilmente llegamos a nuestro punto de saciedad, comiendo más calorías de las que realmente necesitamos. Investigaciones recientes sugieren que es posible perder hasta 8 kilos en un solo año solamente comiendo más despacio.

9. Usar platos más pequeños

Usted ya debe haber notado que en los restaurantes “a kilo” los platos son mucho más grandes de lo normal. No hay mucha ciencia detrás de esto: cuanto mayor sea el plato, mayor es la cantidad de comida que se acaba consumiendo.

Es posible comer hasta un 25% menos sólo reducir el tamaño del plato al alimentarse. La sugerencia es utilizar sólo la parte interna del plato, y no hacer “un grano de arena” de comida.

El mismo razonamiento vale para vasos y cubiertos. Horquillas menores dejarán la comida más lenta, lo que permite tener más tiempo para enviar un mensaje de saciedad al cerebro.

Y vale la pena recordar, por supuesto, que no sirve de nada usar vajilla pequeñas y acabar levantando y repetir el plato.

10. Todo en la medida justa

Quien ya hizo dietas sabe muy bien cómo nuestra mente nos puede perturbar a veces. Funciona más o menos así: normalmente no come mucho un alimento en particular, pero es sólo empezar la dieta y hablar en cortarlo que allí vienen las ganas de comer inmediatamente el bendito.

El secreto para evitar que esto ocurra reside en la moderación. Como dijo la presentadora Renata Ceribelli, “todo se puede, siempre que la medida”. Si usted sabe que un alimento muy calórico, lo deje para comer sólo de vez en cuando, o en una ocasión especial.

Usted no tiene que cortar los alimentos “malos” para siempre de su dieta, pero deje que ellos sean la excepción y no la regla en su alimentación. No es necesario cortar el fast food para siempre, pero también no tiene que comer tres veces por semana. Lo mismo vale para pizzas, chocolates, bebidas alcohólicas, etc. O sea: “Todo lo que puedo, pero no todo me conviene”.

Usted tiene gusto de acompañar a los famosos en el programa la Medida Correcta del Fantástico? Cuál ha sido su participante favorito? Ellos te inspiran a buscar una buena forma también? Un comentario a continuación.

(3 votos, media: 3,67

Patrocinado
Mostrar más

Dr Pablo Gonzales

Mi nombre es Dr Pablo Gonzales, idealista del portal Saúde Responde. Mi objetivo es ayudar a las personas interesadas en saber más sobre salud, nutrición, enfermedades, consejos para bajar de peso, ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Para ajudar a rastrear novos conteúdos, não ajude desbloqueando o Ad Blocker.